Buscar título en este blog

Los versos satánicos. Salman Rushdie.


Cuando a finales de los ochenta oí hablar del revuelo originado por este libro, así como la fatwa dictada por el Ayatolá Jomeini poniendo precio a la cabeza del escritor, pensé que Salman había escrito un ensayo, y no una novela, en el que ponía de manifiesto aspectos de carácter científico histórico en torno a las religiones orientales, a partir de esa sección de Los Versos satánicos coránicos, como quien pueda hacerlo a raíz del manuscrito de Nag Hammadi incluido dentro de los llamados Evangelios apócrifos respecto a las iglesias cristianas.
Sin embargo, es una novela, pura ficción aderezada con buen humor, en ocasiones con historias colaterales que de no estar incluidas tampoco pasa nada y el lector se perdería menos en este laberinto imaginativo donde Rushdie despliega fantasía a doquier.
Esto hace suponer que libros debieron venderse muchos pero que una gran mayoría de lecturas iniciadas quedaron con el marcador derretido entre las páginas, pues no es fácil seguir la estela de los dos únicos supervivientes de origen hindú a la explosión de un avión cerca de las costas inglesas entre sus sentimientos de pertenencia al grupo de migrantes. Ni ellos se encuentran a gusto en el país de destino, ni los nativos ni los hindúes ingleses los aceptan en demasía, al tiempo que en su país de origen les ocurre otro tanto al verlos regresar mientras se vertebran sus evoluciones como arcángel uno y diablo el otro con otras historias entre las que se encuentra la de Mahoma (Mahound en el libro), su exilio y su eventual regreso triunfante a La Meca preislámica y politeísta (Jahilia en la novela).

Desde este lado de la orilla tanto revuelo pareciera desmesurado pero hemos de reconocer que también en nuestros mares, por causas igualmente nobles,  nadan fundamentalistas del Madrid ni tocarlo, del eso ni nombrarlo que es més que un club o del con eso me faltas al respeto que con la Virgen del Carmen no se juega que es mi madre. 

El matadero. La cautiva. Esteban Echeverría.


De atrás hacia delante.

Pag. 115-222. La cautiva. (Poema)

Una banda de malones hace preso a Brian.
Su mujer lo libera.
Hacia el desierto de la Pampa escapan.
De las condiciones ambientales
vuelven a ser cautivos.

Pag. 89-114. El Matadero. (Cuento)

A las afueras de Buenos Aires se encuentra el matadero. A él llegan unas pocas reses para ser sacrificadas. Es cuaresma.
Relato de costumbres, realista, en el que el autor se implica más allá de contar lo observado en aquel lugar limítrofe de la ciudad al que acuden niños a jugar con pelotas de barro y sangre, madres a disputarse un trozo de mondongo y sebos que esconder en el seno, laceros, boleadores y matarifes.

Pag. 11-113. Vida y época.

Por una parte Los Unitarios: centralistas, liberales ateos, elitistas ilustrados y anti-criollos, barba en U. Por otra parte los nacionalistas criollos y populistas, seguidores del Presidente Rosas, bigote federal. El Matadero se escribe por 1839-40 época álgida de la Sociedad Popular Restauradora, policía política del régimen, más conocida como La Mazorca (más horca). Castiga tanto la oposición como la discrepancia interna y hasta la falta de obsecuencia explícita. Es obligatorio para los funcionarios públicos y, en la práctica para todo ciudadano prudente, el uso de la Divisa Punzó, una cinta con el color de la Federación que exterioriza la adhesión al régimen. Durante dos años, tras la muerte de la esposa del presidente, se acompañó de crespón.

Echeverría había viajado a Francia. Llevaba barba en U.

Descolonizar la mente. Ngũgĩ Wa Thiong´o


El uso del lenguaje en un continente repartido, en 1885 a escuadra y cartabón, a partir de la Conferencia de Berlín es el tema central de las cuatro conferencias recogidas en este libro. Thiong´o, escritor, pensador, humanista, exiliado y aspirante a nobel de literatura expone las razones que le llevaron, allá por 1980, a dejar de escribir en inglés para hacerlo en gikuyu como su principal herramienta de creación literaria y concienciación en torno a la colonización europea, más allá de la imposición de los modelos económicos y religiosos en el continente. El reparto del mismo en franjas anglo-franco-lusas, con reductos alemanes, italianos y españoles, favorecieron el desarrollo de niños bilingües que al mismo tiempo lo eran bi-culturales y bi-religiosos en unas condiciones no paritarias. Su lectura ayuda a entender el papel de la lengua en la construcción de la identidad nacional, cultural, social e histórica de un país.

Sonatas. Ramón de Valle-Inclán.


Al margen de si las sonatas son la mejor expresión del movimiento literario conocido como El Modernismo, las cuatro sonatas de Valle-Inclán son composiciones musicales en cuanto a la fusión entre su lenguaje y la naturaleza. Tienen como intermediario al Marqués de Bradomín, un Don Juan priápico, feo, católico y sentimental empeñado en que como virgen sólo figure María que ya del resto se encarga él. Cada sonata obedece a una época en la edad del Marqués cuyos encuentros amorosos se solazan en los pródromos para, en dos renglones, acabar en sucesivos clímax por él denominados: “sacrificios”.

Particularmente, me ha gustado más la de verano. Sonata en la que el Marqués viaja a México para olvidar amoríos previos y allí conoce a la Niña Chole. Niña en la que al contacto de la carne florecían los besos en un mayo de amores. ¡Rosas de Alejandría, yo las deshojaba sobre sus labios! ¡Nardos de Judea, yo los deshojaba sobre sus senos! Y la Niña Chole se estremecía en delicioso éxtasis, y sus manos adquirían la divina torpeza de las manos de una virgen. Pobre Niña Chole, después de haber pecado tanto, aún no sabía que el supremo deleite sólo se encuentra tras los abandonos crueles, en las reconciliaciones cobardes. A mí me estaba reservada la gloria de enseñárselo.

Obras Completas. Pablo Palacio.



Este es un libro curioso. Más de seiscientas páginas. Sin embargo, las Obras completas de Pablo Palacio ocupan menos de la mitad, ya que muchos de sus manuscritos están dispersos, han desaparecido y su familia nada quiso saber de él. La otra parte del texto es una obra crítica en la que participan especialistas de cinco países en torno a la obra de un ecuatoriano apenas conocido fuera de sus fronteras. Su actividad literaria se centra entre 1921 y 1932, siendo su capacidad para romper moldes literarios equiparada a la de autores como Joyce o Borges, o como Cortazar, a quienes probablemente ni leyó, ni del que fue coetáneo, respectivamente.
No es fácil leer a Palacios, al menos en cuanto a sus novelas cortas se refiere. Para él una página no es un espacio en el que crear una línea narrativa colocando un renglón tras otro. Es, más bien, un lienzo y un campo de batalla a la vez, donde él coloca palabras a pinceladas y frases en encarnizada disputa creando un collage del que es necesario abstraerse en la distancia para llegar a captar su sentido. Sus microrrelatos son muy buenos y sus artículos de crítica social y de filosofía pueden ser publicados en la actualidad pues no han perdido vigencia.
Lo más cómodo, para quien decida leer la parte novelada, es desistir de su lectura, sobre todo cuando te enteras que acabó muriendo en un psiquiátrico. Pero no hay que perder de vista el que Palacio fuera Decano de la Facultad de Filosofía y que ejerciera como subsecretario en el Ministerio de Educación. A posteriori pudiera parecer sencillo adjudicar la fragmentación de su concepción literaria, esa forma tan particular de novelar, a la vivencia traumática de un niño que casi se ahoga en un río, a que vio un féretro pasar por su calle y se enteró en ese instante de que dentro iba su madre y a que prescindió del reconocimiento tardío como hijo por parte de su padre. Pero en Palacios coexiste la brillantez de las mentes privilegiadas con la lucidez inalcanzable por quienes no imaginamos una página en blanco como lo hizo él, por lo que su lectura es altamente recomendable para una infinidad de unos pocos lectores. 

El Gran Meaulnes. Alain Fournier.


Meaulnes es un joven que llega a un pequeño pueblo francés cuando contaba diecisiete años y revoluciona el aula del colegio al que asiste. En esa aula se encuentra quien será su mejor amigo y quien se convertirá en el narrador de esta historia. Es una de esas historias de iniciación, propias de la pubertad, pubertad de inicios del siglo XX, con sus aventuras y peleas entre alumnos y la apertura al amor. Realmente no pareciera que la historia diera para más si no fuese por cómo es relatada y vivida por quien escribe los acontecimientos, lo que la hace próxima al lector en cuanto a lo sentido por los dos protagonistas, a pesar de que sus avatares estén tan lejos en el modelo de vivencias por las que transcurre la pubertad de los alumnos actuales. Eso se debe a que, con sus matices, la historia contada es la real, la vivida por el escritor, quien murió demasiado joven, a los veintiocho años, en la primera guerra mundial, dejándonos El Gran Meaulnes como su única obra escrita.

Historias desde la soledad. Walter Benjamin.


Grata sorpresa la lectura de esta compilación de narraciones cortas. Una pena que la luz de Ibiza, que devolviera a la escritura a Benjamin, no le aportara más esperanza para continuar su vida ante la implantación del tercer Reich que le hizo la vida imposible como filósofo, crítico y ensayista y como asquenazí, esto es, judío de origen europeo.
¿Por qué se está acabando el arte de contar historias? Esa pregunta sobre el acto primigenio y arcaico de narrar obsesionó a Walter Benjamin durante mucho tiempo y la respondió de diversos modos. He aquí uno.

Se cuenta que en un pueblito jasídico se encontraban los judíos una noche en una fonda miserable, a la salida del Shabat. Eran todos vecinos del pueblo, menos uno que nadie conocía; pobre y andrajoso, masticaba algo en una esquina oscura al fondo. Los temas de conversación iban sucediéndose, hasta que a uno se le ocurrió preguntar a los demás qué elegirían de concedérseles un deseo. Uno pidió dinero, el otro un yerno, el tercero un nuevo banco de carpintero... Todos expresaron sus deseos hasta que no quedó más que el mendigo en su rincón oscuro. Vacilando y a regañadientes aceptó revelarlo también él. «Ojalá fuera un poderoso monarca y reinara sobre un vasto país. Quisiera que de noche, estando dormido en mi palacio, el enemigo irrumpiera en mis tierras y antes del amanecer sus jinetes hubieran llegado a las puertas de mi castillo sin encontrar resistencia alguna. De susto me despertaría sin tiempo siquiera para vestirme. En camisón emprendería la fuga a través de montañas, bosques y ríos, noche y día, sin descanso, hasta llegar aquí a este banco en vuestro rincón. Eso es lo que yo desearía.» Los demás se miraron atónitos unos a otros. «¿Pero qué ganarías con ese deseo?», atinó a preguntar uno. «Un camisón», fue la respuesta.

UN MOMENTO DE DESCANSO. Antonio Orejudo

Como un fantasma del pasado, Arturo Cifuentes reaparece un día en la vida del narrador Antonio Orejudo. Cifuentes es un viejo amigo de la facultad, con el que Orejudo compartió casa en Nueva York, cuando ambos encontraron sus primeros trabajos en Estados Unidos, y al que suponía ya establecido en aquel país. Han pasado diec isiete años desde la última vez que se vieron, Cifuentes se ha divorciado y ha regresado a España para ocupar un puesto en la facultad donde estudiaron. Y tiene mucho que contar: las relaciones con su hijo adolescente, la crisis de su matrimonio, su infausta peripecia profesional y, sobre todo, su desencanto profundo con las humanidades. El narrador, que recapitula también sus experiencias determinantes de aquellos años, no sospecha, sin embargo, que su viejo amigo quiere proponerle algo de más calado, que les afecta a ambos: desenmascarar a los farsantes, descubrir las raíces de una vieja y permanente conspiración.

LA TROPA DEL ARCO IRIS. Andrea Hirata

Esta es la tropa del arcoíris: Ikal, aspirante a escritor; el forzudo Sansón; Harun, un síndrome de Down obsesionado con el número tres; el crédulo A Kiong; la batalladora Sahara; Trapani, guapo y precoz; el pequeño Syahdan; Kucai, presuntuoso y pomposo; Mahar, un artista atraído por lo oculto; y el increíble Linsang, un genio matemático. Un grupo de alumnos que, a través de sus aventuras, de sus historias de amor y de sus esfuerzos en un país apasionante y hostil, es capaz de hacernos reír, llorar, soñar, viajar y reflexionar.

OTRA VIDA. S. J. Watson

¿Todo vale para descubrir al asesino de su hermana, o se está equivocando? Chats y cibersexo. Un mundo arriesgado y excitante que despierta las pasiones más oscuras de una mujer. Una relación peligrosa de sexo, pasión y sumisión. Ama a su marido. La obsesiona un extraño. Es una madre devota. Le da igual quedarse sin nada. Sabe lo que hace. Ha perdido el control. Es inocente. Es más que culpable. Vive dos vidas. Podría perderlas ambas.

LA ÚLTIMA PALABRA. Haif Kureishi

Mamoon Azam es un monstruo sagrado, una vieja gloria literaria que ya ha escrito sus grandes obras y es un autor consagrado, pero cuyas ventas decrecen. Y sin esas ventas se le hace difícil poder mantener la casa en la campiña inglesa que comparte con su actual esposa, Liana, una italiana con carácter y bastantes menos años que él, a la que conoció y enamoró en una librería. Liana, de acuerdo con el joven y desenfrenado editor de Mamoon y el renuente beneplácito de éste, urde un plan para mejorar las finanzas familiares: encargar una biografía que servirá para revitalizar su figura en el mercado literario.

GAFAS DE SOL PARA DÍAS DE LLUVIA. Mamen Sánchez

Gafas de sol para días de lluvia fue la primera novela de Mamen Sánchez, quien, después del éxito de Agua del limonero, ha alcanzado su confirmación como una de las escritoras más interesantes de los últimos años Lina es capaz de ver lo negro blanco y llevar gafas de sol en los días de lluvia.

MIS PRIMERAS EXPLORACIONES POR LAS ISLAS CANARIAS. David Bramwell

El botánico inglés David Bramwell relata en 130 páginas sus vivencias y recuerdos experimentados durante sus primeras excursiones por los parajes naturales del Archipiélago hace casi medio siglo.

MOMIAS, SAXOS Y MIRLADOS. Daniel Méndez Rodríguez

Narraciones sobre el embalsamamiento de los aborígenes canarios.

EL CURIOSO MUNDO DE CALPURNIA TATE. Jackeline Kelly

Vuelve la magia y la ternura de Calpurnia Tate, tan curiosa y encantadora como siempre.La primavera se transformó lentamente en verano, con su inevitable calor aplastante y nuestras inevitables quejas a cuenta de ello. Viola decía que hacía tanto calor que las gallinas estaban poniendo huevos duros. Yo me quejaba menos que los demás porque a mediodía me escabullía con frecuencia al río, mientras que ellos preferían refugiarse en sus habitaciones, con los postigos cerrados, y echar una siesta agitada y sudorosa. Como no tenía traje de baño, me desnudaba hasta quedarme en camisola y flotaba de espaldas sobre los suaves remolinos, contemplando las nubes del cielo, en cuyas siluetas buscaba escenas y formas curiosas: ahí había una tienda india; allí, un ardillón bailando; allá, un dragón echando humo.Calpurnia, Callie Vee, está decidida a pasar el año 1900 ampliando conocimientos sobre naturaleza con su excéntrico abuelo, uno de los últimos grandes caballeros aficionados a las ciencias de la naturaleza. Pero sus vidas se verán alteradas por un devastador huracán. Calpurnia y su joven hermano, Travis, ayudarán a un veterinario refugiado en su trabajo. Asimismo, adoptarán un armadillo, un mapache y una urraca, y descubrirán que ninguno de ellos es un buen animal doméstico.

LA MUJER DE PAPEL. Guillaume Musso

Una mujer completamente desnuda aparece en la terraza de una casa en la playa. – ¿De donde sales? – Me he caído. – ¿Caído? ¿De dónde? – Me he caído de tu libro. De tu historia, ¡vam os! Tom Boyd es el escritor de moda del momento, un autor que vende millones de ejemplares de sus libros y que tiene multitud de fans por todo el mundo. Pero, al perder al amor de su vida, cae en una profunda crisis de inspiración y se siente incapaz de escribir ni una sola línea de su esperada nueva novela. Una noche aparece en la terraza de su casa una misteriosa mujer que asegura ser Billie, la heroína de sus libros. Si Tom no consigue volver a escribir ella morirá... Juntos emprenderán un fabuloso viaje a lo largo de la costa californiana para intentar recuperar a su amor perdido y, con éste, su inspiración. Lo que él todavía no sospecha es que el destino es caprichoso y quizá las cosas no sean como él las imagina... Una historia de amor que traspasa el papel, un encuentro entre lo real y lo imaginario que seducirá a un amplio abanico de lectores.

LO QUE NO TE MATA TE HACE MÁS FUERTE. David Lagercrantz

Millennium continúa con la esperadísima cuarta entrega de la serie de culto que marcó un antes y un después con más de 80 millones de lectores en todo el mundo. Lisbeth Salander está inquieta. Ha participado en un ataque hacker sin razón aparente y está asumiendo riesgos q ue normalmente evitaría. Mientras, la revista Millennium ha cambiado de propietarios. Quienes le critican, insisten en que Mikael Blomkvist ya es historia. Una noche, Blomkvist recibe la llamada del profesor Frans Balder, un eminente investigador especializado en Inteligencia Artificial quien afirma tener en su poder información vital para el servicio de inteligencia norteamericano. Su as en la manga es una joven rebelde, un bicho raro que se parece mucho a alguien a quien Blomkvist conoce demasiado bien. Mikael siente que esa puede ser la exclusiva que él y Millennium tanto necesitan, pero Lisbeth Salander, como siempre, tiene sus propios planes. En Lo que no te mata te hace más fuerte, la singular pareja aclamada por más de 80 millones de lectores en Los hombres que no amaban a las mujeres, La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina y La reina en el palacio de las corrientes de aire continúa su historia. Ha llegado la hora de que sus caminos se crucen de nuevo.

CARTAS DESDE LA ISLA DE SKYE. Jessica Brockmole

Marzo de 1912: Elspeth Dunn es una escritora de veinte cuatro años que jamás ha abandonado su hogar en la remota isla de Skye. Un día, recibe sorprendida la carta de un admirador que le escribe desde Estados Unidos. La firma David Graham, un estudiante universitario, y supone para ella una puerta al mundo. A través de la co rrespondencia comparten sus mayores secretos, hasta que acaban enamorándose. Cuando estalla la I Guerra Mundial, David se alista en el frente como voluntario y Elspeth se queda en Skye con la única esperanza de que David sobreviva. Junio de 1940: en plena segunda Guerra Mundial, la hija de Elspeth, Margaret, se enamora de un piloto inglés. Su madre trata de disuadirla, lo cual sorprende a Margaret. Un día Elspeth desaparece. Su hija trata de dar con ella a través de unas cartas que encuentra. Son las que David y su madre se intercambiaron décadas atrás. La búsqueda de la madre llevará a Margaret a desvelar un pasado del que poco sabía.

LA MEJOR MANERA DE COMERTE UN CUPCAKE. Meg Donohue

Annie Quintana, un espíritu libre, y la sofisticada Julia St. Claire vienen de dos mundos muy diferentes. Como hija de la ama de llaves de los St. Claire, Annie ha crecido en la mansión de la familia de Julia en San Francisco, donde ambas forjaron un vínculo del todo ajeno a las clases sociales a las que pertenecían, un vín culo que duró hasta que una traición inesperada destrozó por completo su amistad. Una década después, Annie es repostera, dedicación que le ayuda a llenar el vacío que la muerte de su madre le ha dejado, y Julia ve amenazado el compromiso con el hombre que ama por un secreto doloroso. Una casualidad dará pie a que la insólita pareja de antiguas enemigas se reúna de nuevo para abrir una tienda de cupcakes, pero cuando un misterioso saboteador aparece en escena para reabrir antiguas heridas, ellas deberán finalmente encarar la verdad sobre su pasado o, por el contrario, arriesgarse a perderlo todo.

MENSAJE PARA UN CABRÓN. Ana R. Cañil

Tasia, Anastasia, es una más de los millo­nes de mujeres de este país a las que la realidad le ha pasado por encima como una apisonadora: tan solo hace cinco años era la orgullosa dueña de un salón de belleza y propietaria de un fantástico chalet en lo mejorcito de Fuenlabrada... pero la crisis de la construcción ha arrui­n ado a la familia, la ha obligado a cerrar su negocio y, ya en las últimas, a aceptar un trabajo como limpiadora mientras su marido se hunde en la depresión, el alcoholismo y la violencia... Tasia pasa los largos trayectos entre su casa (embargada) y Plaza de Castilla evadiéndose en la fantasía de acabar con los que han propiciado su desgra­cia: desde los banqueros y políticos co­rruptos hasta su marido, convertido en un monstruo.

LA CHICA DEL TREN. Paula Hawkins

Rachel toma siempre el tren de las 8.04 h. Cada mañana lo mismo: el mismo paisaje, las mismas casas… y la misma parada en la señal roja. Son solo unos segundos, pero le permiten observar a una pareja desayunando tranquilamente en su terraza. Siente que los conoce y se inventa unos nombres para ellos: Jess y Jason. Su vida es perfecta, no como la suya. Pero un día ve algo. Sucede muy deprisa, pero es suficiente. ¿Y si Jess y Jason no son tan felices como ella cree? ¿Y si nada es lo que parece? Tú no la conoces. Ella a ti, sí.

Paradero desconocido. Kressmann Taylor.


Te hablan de este libro, de quién te lo puede prestar y tal y como te llega lo acabas. Es muy corto. Escrito en 1938 su argumento se basa en el intercambio epistolar que tiene como fondo el año 1933 cuando coincide el regreso de un socio alemán a su país, mientras su compañero judío permanece en Norteamérica, con el año que Hitler accede al poder. En la relación de cartas se observa cómo va cambiando el panorama en menos de un año. El alemán, a pesar de ser liberal, no quiere perder el estatus conseguido si continua carteándose con un judío y el judío al recibir contestación por parte de la justicia del paradero desconocido en Alemania de una hermana que ha ido de gira le solicita a su amigo que la busque.

Me parece una lectura indicada para quienes han de enseñar sociales, historia y materias afines pues puede hacer vivir al lector juvenil las consecuencias de todo aquello que no logra describir ni los datos ni las cifras.

Los milagros de la vida. Mendel el de los libros. Stefan Zweig.


Si el ejercicio de escritura propuesto fuese el detallar cómo un maestro veneciano logra realizar un lienzo que represente una madonna y su niño es lógico pensar en quién hace el encargo, las habilidades del pintor, el tiempo que le lleva encontrar la modelo, el niño y en cómo puede ir cambiando el lienzo si por virgen se elige una adolescente que deja de ser niña mientras pasan los meses de posado y comienza a sentirse madre de la criatura. Todo esto lo hace Zweig con maestría pero en ocasiones cae algo pesado al extenderse en los sentires de los personajes.
Sin embargo, el caso de Mendel es una delicia. Novela corta, relato largo, se lee de una pieza.

En ambos la idiosincrasia judía de sus protagonistas marca la psicología de sus personajes principales.

Una puerta que nunca encontré. Thomas Wolfe.


Son tres los octubres que describe Wolfe. El de 1932, 1923 y 1926 y un abril de 1928. Junto con la descripción estacional de la naturaleza, tan importante en la dinámica de la costa este de Estados Unidos, expresa el sentir de un joven que muchos lectores reconocerán también como parte de su propia vida, en los que dibuja todo su entusiasmo, toda su confusión y todos sus anhelos juveniles (sin saber que moriría poco después, y aún joven) propios de un lobo solitario que trata de engarzar con la sociedad en la que vive y que cuando está a punto de formar parte de ella no encuentra la puerta adecuada para convertirse en uno más.

La palabra iluminada. Manuel Padorno.


Cuando no tienes costumbre de leer libros de esta editorial, o bien cuando lo que quieres es leer el libro y nada más, a Ediciones Cátedra le sobra un tercio de páginas. Éstas, dedicadas a la vida y obra del autor, entre cursivas, anotaciones y referencias pueden caer pesadas. A mí no me disgustan y en el caso de un poeta las creo de obligada lectura si luego se quiere disfrutar aún más de su poemario.
El de Padorno, al igual que me ocurriera con el de Miguel Feria, me ha encantado. Tan cerca y tan desconocidos. El segundo en La Laguna, el primero en Punta Brava, en Las Palmas; ambos Premios Canarias. Asusta un poco el conocimiento previo de la vida del hombre al leer sobre el ambiente de analfabetismo en el que se fragua, en su calidad de viajero, de solitario, del amor sintetizado en Josefina Betancor, de pintor, de su búsqueda constante del otro lado que le incita a tener continuamente expresiones y palabras en tensión, exprimidas hasta sacarles significaciones que viajan entre el lienzo y el papel y viceversa, entre el mar y la arena, las gaviotas y el musgo, las islas, sus poetas y la visión de un canario en Madrid.

Ni filosofía… (fragmento)
Ser canario no tiene nada que ver, parece, con la filosofía. Ni
tampoco tiene nada que ver, parece, con la geometría. El ca-
nario mira la cumbre solamente diluida en el espacio.
Parecería que fuera en balde. Mirar tanto la cumbre
es propio de un hombre distinto. Que no tiene prisa por
llegar a ninguna parte. Ni le conviene.
Parece como si no pensara en nada, pero piensa; parece que
no caminara, pero anda cabizbajo; parece que no saliera de
su rincón, pero se halla lejos; parece que no ve, pero resuelve
la detallada oferta vacía; parece mudo, pero se pronuncia en
silencio. Parece que no baja de la cumbre, que no tiene que
atender a nadie cuando llaman a la puerta de su casa. Que no

tiene que abrir. Parece que no tiene filosofía.

Alicia en el País de las Maravillas


La propuesta para el primer jueves de diciembre en el club de lectura La Ranilla es una maravilla a la que se le ha dado muchas vueltas, entre ellas la de que para nada es un libro de cuentos infantil. Sin embargo, Carrol, diácono, fotógrafo, matemático y escritor así lo concibió tras ser escrito tras una tarde de paseo en barca por el Támesis en la que contó oralmente la historia a las tres hijas de su deán dándole el primer título de Las Aventuras Subterráneas de Alice.
Las posteriores relecturas a sabiendas de que Carrol era satírico en sus escritos dan a su libro un carácter crítico sobre la época victoriana en la que fue concebido. Para otros su condición de epiléptico y de posible consumidor de estupefacientes para paliar los dolores de artritis facilita el entender los cambios de tamaño de Alicia. Por su parte su dedicación como matemático conlleva al uso que hace de la numerología. Es posible que su lectura en el idioma original no proporcione un mejor entendimiento pero sí un mayor acercamiento al humor inglés, al juego de palabras y al disfrute sonoro de las mismas.

No obstante, es de sobra conocido que Carrol intentó en varias ocasiones buscar ideas de cuentos para niños que pudieran proporcionarle dinero. No es de extrañar tanta interpretación posterior ya que todas ellas están realizadas por adultos. De opinar los auténticos destinatarios de la historia  prescindirían de las segundas intenciones. Ellos disfrutan con la narración y desarrollan su fantasía y no se estrujan la cabeza buscando una doble interpretación. Cuestión ésta, la de buscar raciocinio a la fantasía, facilitada por la castración de la misma años o meses antes de entrar en la pubertad. Tiempo en el que padres y sociedad deja bien a las claras que fantaseando no se llega a puerto alguno, que eso no es cosa de adultos.

Novela de ajedrez. Carta de una desconocida. Stefan Zweig.


El club de lectura Espacio Cultural La Ranilla me ha pedido que escogiera un libro a leer para comentar posteriormente. Las reuniones tienen lugar los jueves primeros de mes. He vuelto a proponer Momentos estelares de la Humanidad. Son bastantes los integrantes por lo que espero que alguna de las historias en él contadas sea del agrado de los futuros tertulianos. Para conocer algo más a su autor, Stefan Zweig, acabo de leer estos dos títulos. Igualmente sabrosos en cualquier club de lectura pues no solo como historiador sino como novelista el flujo narrativo de este escritor hace de estas novelas cortas un auténtico festín literario.
La partida de ajedrez apenas se dibuja en los escaques del tablero. Toda ella tiene lugar en la mente y espíritu de supervivencia de su protagonista, asesor jurídico, aislado por las SS para obtener toda la información posible concerniente al patrimonio de los más pudientes durante la ocupación de Austria por Hitler. La carta de una desconocida es una preciosa carta de amor escrita cuando la anónima protagonista decide poner fin a su vida tras más de una década de amor no correspondido. 

El progreso del amor. Alice Munro


El progreso del amor ha sido eso, el progreso del amor hacia lectura de esta escritora. Si bien, en el leído anteriormente, Demasiada felicidad, me costó algo disfrutar de la misma, de la felicidad y de la autora, en esta ocasión el progreso ha sido notable. Ya no me cuesta tanto seguir los lazos de parentesco entre los personajes que aparecen en sus cuentos ni situar geográficamente los cambios de domicilio de las familias, siendo más sencillo entender su forma de fraccionar literariamente las historias vitales de quienes aparecen en sus relatos. Historias que por otra parte no son nada del otro mundo a las que Munro aporta toques íntimos, de esos que todos pensamos en la conversaciones en nuestra vida diaria, pero que no nos atrevemos a decir porque pueden sentar mal, porque entendemos serían mal educados, y que acaban por provocar un giro real en las relaciones interpersonales pues son las que realmente importan. 

La última niebla. La amortajada. María Luisa Bombal


Dos novelas cortas en un mismo libro. Una cuenta la historia de un matrimonio  de conveniencia en la que él pretende que su segunda mujer supla a la primera y ella decide vivir una fábula con un supuesto amante que encuentra un día de niebla. La otra relata la visión que desde el lecho de muerte y el féretro tiene la muerta de su vida, matrimonio, marido, hijos, amigos y familiares.

Leídas hoy, su temática, puede carecer de interés. Pero escritas por una mujer, en Chile, en la década de 1930, los aspectos escritos sobe los prejuicios en torno a la mujer crearon mucho disconfort. 

Luna de lobos. Julio Llamazares.


Acudí al Espacio Cultural La Ranilla ante una propuesta que yo entendí iba encaminada a formar un club de lectura. Pero el Club era/es una realidad y los asistentes acudieron versados en El Sepulcro Vacío, novela de Cecilia Domínguez, Premio Canarias de Literatura. Experiencia gratificante la ofrecida por la escritora aquel primer jueves de octubre.

Para el primero de noviembre la propuesta es Luna de lobos. Acertado título para una historia en torno a esos grupos de resistencia antifranquista que quedaron en tierra de nadie, durmientes durante el día, vivos por la noche, en la zona fronteriza entre León y Asturias. Haber pateado por la zona con algo de nieve facilita comprender el paisaje y la dureza de los inviernos, para los protagonistas casi diez estaciones, debatiéndose entre una vida propia de alimañas pendientes de los cepos y de robar ganado, las incursiones en los pueblos cercanos, las visitas a los familiares y la huída constante ante las persecuciones de la Guardia Civil.

El dragón, Rashomon y otros cuentos. Akutagawa Ryúnosuke.


La literatura japonesa para muchos lectores no va más allá de Murakami. Alabado por muchos, criticado por otros como escritor de calidad best-seller puede suponer la puerta de entrada a la popularidad occidental de otros autores de más calidad que Haruki. Es el caso de Akutagawa, cuyos cuentos tienen un encantamiento narrador propio de un cuenta cuentos, quien provoca el que la lectura te embeba y quedes magnetizado como un niño a quien oralmente le cuentan una historia.
Como algunos de los buenos escritores bien sea como en este caso por el hecho de ser nipón o por concurrir su vocación de escritor o por ambas dejó un texto que se incluye en estos cuentos titulado: "Los engranajes" en el que describe los problemas de visión que estaba teniendo y que vinieron a ser el reflejo de sus inseguridades, pesadillas e ideas de suicidio que dieron lugar a este final de texto: ¿Es que no habrá nadie que me haga el favor de estrangularme sigilosamente mientras duermo, hasta morir?

Sigilosamente, tras ingerir pastillas de veronal (primer barbitúrico comercializado) dejó de existir a los treinta y cinco años diciendo: Bonyaritoshita fuan, que significa "sombrío desasosiego".

El caso Sankara - Las cenizas de Bagdad, ANTONIO LOZANO



Desde la torre de vigilancia del aeropuerto de Gc se divisa a lo lejos el nexo de unión entre tierras del planeta, la inmensidad que a simple vista nos encumbra el sentido, bien con una foto estática como puesta de sol, bien con la fiereza que se desata cuando el tridente clava sus garras en el fondo marino para demostrar a la ponzoñosa mente humana la crueldad que desata la naturaleza cuando la aprietan. En término medio, y mientras divago, observo la base aérea de Gando, sintiendo los sonidos de las turbinas como los llantos de los exiliados que abandonan sus hogares y sus familias. El mismo llanto de una madre que despide a su hijo para no verlo nunca más. Como cada mañana, desfilan los cazas para realizar sus pruebas rutinarias. Pruebas que entonarían un canto desamparado para todas aquellas personas que tienen que ver, sufrir y palpar en sus más recónditos subterfugios un odio racional. Llanto del que fluyen lágrimas de sangre que encharcan todo su ser, donde entonan sus oraciones sin saliva y sin poder abrir la boca, porque las arenas de las humillaciones ( como bien dicen, la humillación es una enfermedad de efectos duraderos ) corroen su alma ante las desapariciones de los seres queridos. En el nombre de la democracia ( democracia = €€€+$$$ ) y la civilización de Occidente se destruyen, se torturan, se asesinan, se denigran ..., y se cae en la más absoluta bajeza que alberga el ser "inhumano" con tal de poder agotar los recursos naturales de un país, o de muchos países, para mantener un status socioeconómico, ya sea del país colonial como de los dictadores ( armados por esos países "incivilizados" ) puestos a dedo de los países "dependientemente" independientes. 
Estas dos novelas de thriller negro de Antonio Lozano escritor español afincado en Canarias ( nacido en Tanger ) exactamente en el municipio de Agüimes ( Gran Canaria ), una "Las cenizas de Bagdad" recreada en la Irak de los años 80 donde Sadam Husein, una de las grandes colillas que nace de género humano, que hacía lo que le venía en gana a su infestada mente para mantener y detentar el poder llenando los arenales de Rub Al-Jali con la sangre de inocentes, y teniendo como telón de fondo las vivencias de su personaje Walid Ghalib. Y por otro lado "El caso Sankara" que gira en torno al asesinato de Thomas Sankara que fue capitán militar, revolucionario y presidente del Alto Volta ( ex-potencia colonial francesa ) y que pasó a llamarse Burkina Faso, patria de hombres íntegros en honor de sus lenguas pretéritas ( y co-oficiales con el francés) "Mossi" ( Burkina = hombres íntegros) y "Diula" ( Faso = patria ). Basadas en historias reales nos hablan de las diatribas mentales trazadas en las primeras líneas por un lector en una torre, con el mar y la base aérea de fondo. Y me quedo con la cita de Almeida Garret: "Y yo pregunto a los economistas políticos, a los moralistas, si han calculado el número de individuos que es necesario condenar a la miseria, al trabajo desproporcionado, a la desmoralización, a la infancia, a la ignorancia crapulosa, a la desgracia invencible, a la penuria absoluta, para producir un rico".

CARLOS

Cuentos civilizados. Julio Ricci.


Vino en el lote de libros que he intercambiado con una amiga lectora. Desconocía a este autor uruguayo, cuyos cuentos recopilados en este libro fueron publicados en periódicos de tirada nacional en su país. Desgraciadamente los rotativos no están ya para este tipo de impresiones.

Los cuentos no son muy civilizados pues tienen algo de kafkianos al verse sus personajes transformados en el desarrollo de los mismos. Sin embargo, lo son en cuanto que es el modelo de civilización quien conduce a los protagonistas a desarrollarse en otros seres cuando se enfundan el traje de la jerarquía y se sienten obligados a aparentar ser superiores al escalar un escalafón en la empresa, o cuando para adquirir más bienes el burócrata compatibiliza su trabajo con el de carnicero o bien acaba desquiciado al ser sometido cada seis meses a una nueva distribución de su entorno laboral. 

HOMBRES BUENOS. Arturo Pérez-Reverte

 En el siglo de las Luces dos miembros de la Real Academia Española, don Hermógenes Molina, bibliotecario, más bien bajo de estatura y un poco grueso y don Pedro Zárate, almirante, alto  y flaco fueron comisionados por sus compañeros con la misión de viajar a París para adquirir una primera edición de la Enciclopédie de D´Alambert y Diderot en 28 tomos. Algo que en la actualidad sería muy sencillo se convierte en un asunto complicado debido a que dos miembros de la Real Academia: Manuel Higueruela y Justo Sánchez harán lo posible y lo imposible porque la Enciclopedia no llegue a la Real Academia. Los comisionados viajan a París en un coche de caballos de aquella época y se hospedan por el camino donde les cae la noche. Al llegar a París don Pedro  se bate en duelo, son atracados, compran la Enciclopedia, son detenidos y robados. La obra está basada en hechos y personajes reales. Está muy bien documentada; el escritor a veces va al lugar donde ocurrieron los hechos y cuando se le presenta un problema es como si escribiera en voz alta, diciendo lo que pasa y viendo la manera en que le puede dar solución. Describe con mucho realismo y minuciosidad la época, desgranando las dificultades que ha tenido que afrontar para recrear ambientes y rutas entre Madrid y París. Como resultado de todo ello, el lector se ve transportado, teniendo la sensación, de como si el tiempo hubiera retrocedido al siglo XVlll.
Había  leído al escritor, académico y cartagenero Arturo Pérez- Reverte en algunos escritos y es para considerarlo como valiente; muy valiente, sin importarle lo que le puedan hacer, porque se ha cuidado de que en realidad, no le pueden hacer nada.
Para lo que pretendo el libro es francamente bueno. Tiene gran número de ideas y frases que pueden ser muy aprovechables, otras no te quitan el sueño pero te dan que pensar. Con pocos personajes y considerable esfuerzo hace un libro interesante y entretenido, cuya lectura me dejó muy satisfecho.

Maus. Art Spiegelman.


Maus, aún siendo un cómic en el que los judíos están representados por ratones y los nazis por gatos, nada tiene que ver con la historia de un niño con pijama a rayas que deja un sabor de inocencia a un lado y otro de la alambrada. Esta es una historia real que a través de texto y viñetas enseña el confinamiento de los judíos polacos desde que son hechos visibles al portar el identificativo bien claro en sus abrigos, pasa por su reclusión en barrios de las ciudades de los que no pueden salir, para acabar escondidos en dobles fondos de carboneras, basureros y sótanos, hasta que eran deportados a campos de concentración como el de Auschwitz del que solo escapaban por la chimenea de los hornos crematorios al ser transformados en humo.

Lo cuenta un testigo que vivió como una rata, y lo hace sin acritud, sin rencor, sin añadir odio, solo lo cuenta, lo cual ya es más que suficiente. Lo narra a su hijo, el ilustrador y guionista del libro, mientras en la casa cuenta los clavos, las cerillas, aprovecha la bolsa del té, canjea la comida que no va a usar, en su doble condición de comerciante judío y judío que vivió al borde de la muerte y sabe el significado de esas medias raciones de pan que tuvo que esconder para poder canjearlas por alguna mejora que le ayudara a sobrevivir. 

Andamios. Mario Benedetti


Javier se presenta en Montevideo, Uruguay, hecho y derecho como un edificio, tras haber abandonado el país para evitar las torturas de los milicos en la cana por su protesta contra la instauración dictatorial en 1973 que se alargó hasta 1985. En Madrid deja mujer e hija. Capítulo a capítulo cual andamios va justificando su propia estructura como persona. La vuelta a las conversaciones con viejos militantes, la nueva coyuntura del país, la relación con la madre, con los hermanos que ahora viven en EEUU y lo tratan como brother y los nuevos amores van entrelazándose para dar lugar a un buen retrato de su doble exilio pues algo le han marcado los años vividos en España. Pero si de algo se siente exiliado Javier es de su hija.

Creo que es común, exista mar, tierra o un simple muro entre habitaciones ese exilio. Tan común que o se debe dar por entendido o más bien ha de ser tan doloroso, como lo pueda ser el político, que se evita con disimulo el comentarlo. Ese doble exilio padres hijos, hijos padres en el que los años se viven mascando un: si yo le hubiese hablado de… o rumiando un: por qué nunca me decidí a preguntarle cómo…mientras al fuego la cafetera pita con la salida de pequeños rencores a la espera de que una de las partes alimente con su humillación la soberbia de las llamas del otro, sin caer en la cuenta de lo gratificante que es sentarnos a degustar el café juntos hasta ese día en que sin solución no quede otro remedio que tomar el café solo, con la nostalgia de todos esos “síes” que quedaron sin solución, pues el otro se ha exiliado definitivamente.

Palabrotalogía. Virgilio Ortega.


Explicar la etimología de las palabras de forma amena no es fácil. El autor desarrolla su historia en Pompeya, antes de ser cubierta por las cenizas del Vesubio. Como él dice es una continua interrupción lingüística hasta el punto que parece un coitus interruptus (lo de coito se entiende, interruptus viene de inter, entre, y rumpere, romper, pues rompe y corta entre lo que se está haciendo.

Quien lo lea, además de refrescar el latín y comprender que sexualmente no hay nada nuevo bajo el sol, Pompeya lo tenía todo incluidas las inscripciones en la pared de sus habitantes, podrá pasearse por sus calles, cruzar los pasaderos que libran de las inmundicias tiradas desde las casas, contemplar el templo de Isis, que inspiraría a Mozart su Flauta mágica, admirar sus pinturas obscenas en las termas y lupanares, así como enriquecerse con el origen de más de mil palabras de esas que de pequeños buscamos en el diccionario.

El hombre que amaba a los perros. Leonardo Padura.


El de la foto es Liev Davídovich Bronstein. Le gustaban los perros. Sobre todo los borzoi, galgos descendientes de los árabes, usados en Rusia como cazadores de lobos y liebres, siendo perro de compañía apreciado por ser inteligente, orgulloso, leal e independiente. Cazaban en pareja, quizá, por eso, aparecen dos, aunque sean pastores alsacianos los que vemos en la portada, o quizá, por ello, su propietario, León Trotsky, los tuviera en Francia como añoranza de los suyos en su país y durante su destierro por Tuquía. Y, quizás también por ello tuviera dos, su asesino, Ramón Mercader mientras paseaba por Cuba los últimos años de su vida.
Porque de esto va la novela, de hombres que amaban a los perros y del escritor de la historia, veterinario intrusista, capador de cuerdas vocales de los cochinos criados en las casas cubanas para que sus chillidos no delataran a la familia criadora, que les une novelando sus vidas, de tal forma que aporta una visión histórica del descalabro utópico de la URSS convertida en un cementerio de más de veinte millones de proletarios a manos de Stalin; del descalabro del propio Ramón, lleno de ideales comunistas en la contienda civil española que le conducen al asesinato de una de las mayores amenazas para el sueño comunista y del propio escritor que tarda décadas en escribir la historia contada por el propio Mercader cuando paseaba los borzois por una playa caribeña mientras se desmorona la utopía cubana y su propia dignidad como cubano. En medio de todo, la figura de Trotsky, su visión de los acontecimientos, los avatares de exiliado, la pérdida de toda su familia entre esos millones de rusos desaparecidos y la de su propia vida en manos de un español que eligió un piolet, al que recortó su mango, para clavárselo en el cráneo, como símbolo de la hoz y el martillo al que traicionó.


Me ha gustado. Solo en ocasiones la Historia se come a la historia. La realidad de los datos se hace tan densa que enlentece la trama de la novela. Pienso que es lógico. Cuando se prepara una novela de este tipo, el proceso de investigación es tan necesario, que se aprende tanto, que luego ha de ser difícil despreciar algunos datos históricos que han de ser relevantes para el escritor pero que para el lector resultan prescindibles.

Persépolis. Marjane Satrapi



Persépolis, quizá porque empiece por “P”, me ha llevado a su relación con Periplo, Festival internacional de Literatura de Viajes y Aventuras a celebrar en nuestra ciudad en fechas venideras. Cuando pensamos en viajes y literatura aparece en mente Julio Verne ya sea camino a la luna, por las mundos submarinos o dando la vuelta al mundo; en postales, blogs y callejeros viajeros. Es posible que para otros, tratándose de lectura, el viaje sea un festival hacia la fantasía, y tras caer por el agujero de una madriguera inserto en cualquier renglón aparezcamos en un mundo de maravillas, como el de Alicia.
Pero hay otros viajes. Los que se desarrollan por obligación, aquellos que conducen al interior de cada cual al mismo tiempo que al exterior del país de nacimiento. Así, está el Viaje a El corazón de las tinieblas de Conrad o el de La familia Moskat, de Singer; el Viaje al fin de la noche de Céline o como el viaje de Una Dama africana, de Orsenna, en el que una abuela de Mali atraviesa el Sahara para llegar a Francia e intenta rescatar a su nieto de las mafias que trafican con futuros futbolistas.
El de Satrapi es uno de esos viajes. Pero en forma de cómic, lo que en un principio hace pensar en los periplos de Tintin, solo que en este caso es un cómic muy serio. Dibujado en blanco y negro, en nieve y petróleo, como su país, Irán, ella cuenta su experiencia y la de su territorio sometido a los intereses occidentales por el oro negro y a las revoluciones fundamentalistas como oposición a los malos hábitos del capitalismo. Es su viaje de niña a mujer, de Teherán a Viena y vuelta, de su adaptación a culturas distintas, de ser hija de una familia liberal a hija de un estado gobernado por barbudos donde ella como artista gráfica tiene que imaginar las curvas y las sombras del cuerpo humano debajo del chador.

Me lo recomendó Carlos Callejo. Para quien escribe, que en su día se quedó en el relámpago dejado por las lecturas de El Capitán Trueno, Persépolis viene a ser como la llegada de un refugiado al mundo de mis lecturas, que en un principio ves como una amenaza hasta que te autoconvences de que el conocimiento de otras culturas y lecturas, y su aceptación, rompe los miedos y estereotipos impregnados por propagandas conductistas y acaba por enriquecernos. 

"La cartuja de Parma" de Stendhal



Según Harry Levin, Catedrático en Harvard, en la novela francesa "el culto de la lógica forma contraste con el hábito de la retórica" postulado para el estudio de la literatura realista donde se enmarca esta novela de Stendhal ( pseudónimo de Marie - Henri Beyle ), cuya literatura aspira precisamente a hacernos llegar la realidad o la verdad de su época.
Cuentan que este Señor la escribió en dos meses ( bendito sea ), que añade personajes y tramas al tiempo que avanza la propia novela; aunque, característica ésta que, le confiere una notable espontaneidad ( sobresaliente siguiendo el dictamen de mi tacto sensitivo, ya que al llegar a las últimas páginas y ver que se me estaba acabando el viaje pensé: ya puesto podría haber tardado 4 meses en componer semejante "mirabilia", cuyas andanzas hubiesen fructificado 300 o 400 holandesas románticas más de capa y espada ).
Tan sólo, por la profusión de aspectos que se pueden sacar de sus personajes; de la trama, donde sus meditaciones personales forman su eje en torno a 1789 y a Napoleón Bonaparte; de la acechanza en los territorios franceses;...., vale la pena retroceder en el tiempo. Personalmente, el regusto que se me quedo balancea, en torno, a estas expresiones: gesta, caballeroso, proeza, caritativo, maquiavélico, humanitario, quijotesco, correría, magnánimo, indulgente, heroico...., en fin, creo que permaneceré algún tiempo en el siglo del realismo literario para disfrutar con Balzac, Zola, Flaubert,.....

Carlos Callejo

EL ARTE DE LA GUERRA .Sun Tzu.


Sun Tzu fue un antiguo filósofo chino, general y estratega militar acreditado con la escritura de un pequeño libro sobre El arte de la guerra. Vivió en el siglo v antes de Cristo. Sus consejos siguen teniendo vigencia, parece muy  difícil de creer que, después de tanto tiempo transcurrido, ninguna de sus máximas haya quedado anticuada. Enseña la estrategia de aplicar con sabiduría y cordura el conocimiento de la naturaleza humana en los momentos críticos. 
Por su título pensé ¿De qué tratará este pequeño libro?  A mi entender es imposible relacionar la guerra con el arte. En la guerra de Sun Tzu no se dispara un solo tiro, tal es así que se permite escribir:
                                              Lo supremo en el arte de la guerra consiste                                                            
                                              en someter  al enemigo sin luchar.
Este pequeño tesoro es una  obra indispensable en la resolución de problemas entre las personas, entre naciones y en los negocios, pues da pautas de los comportamientos humanos. La escritura es inteligente y clara, su lectura es ágil. El librito no deja de sorprenderte o, como diría mi buena amiga Mª Rys el libro no te deja indiferente.


El Escarabajo. Manuel Mujica Lainez.


En la carátula se puede leer “novela”. A mí no me ha parecido tal. Novela, novela, más bien novelón, es Bomarzo. A El escarabajo le hace falta algo de trama, de intriga, de personajes que interactúen entre ellos. No deja de ser una serie de acontecimientos históricos contados por un escarabajo de lapislázuli egipcio que va pasando, engarzado como anillo, de un dedo a otro, de una época a otra. Inicia sus andares en la mano de Nefertari, junto a Ramses II, asiste al asesinato de de Julio César, estuvo en Roncesvalles y Avalón con Carlomagno y Roldán, convive con Dante Alighieri, comparte en la casa de la familia Polo su regreso del lejano oriente, dibuja con Miguel Ángel, incluso se cruza con el Duque de Orsini creador de los jardines de Bomarzo, para seguir describiendo sus andares junto a personalidades como: Diego Velázquez, Raimundo de Sangro, Sanit-Germain y Cagliostro y la actriz Sarah Bernhart representando Cleopatra.

Ello no desmerece que deba ser leída. Sobre todo por aquellos quienes gusten del relato histórico pues el repaso que hace de distintos pasajes de lo sucedido enriquece mucho más allá de lo leído en una efeméride o aprendido a través de un libro sobre la materia. También vale la pena por el castellano que despliega este autor, su dominio de los personajes, la ambientación de cada época, los recursos gemológicos, las notas de humor, los matices de un color mediante el uso de vocablos que hacen infinita la dimensión de este idioma así como su capacidad de estudio en una época en la que Google no estaba a tiro tecla, lo que hace a la vez pensar en lo reducido que ha quedado tal diversidad de vocabulario cuando hacemos uso del wassap.

EL PESO DEL CORAZÓN, ROSA MONTERO

El regreso de la detective Bruna Husky. Un thriller, una novela de aventuras, una historia de fantasía, de amor... Un relato legendario. Contratada para resolver un caso a primera vista sencillo, la detective Bruna Husky se enfrenta a una trama de corrupción internacional que amenaza con desestabilizar el frágil equilibr io entre una Tierra convulsa y la dictadura religiosa de Reino de Labari. En un futuro en el que la guerra está supuestamente erradicada, Bruna lucha contrarreloj por la libertad y en defensa de la vida, mientras asimila los sentimientos contradictorios que le produce hacerse cargo de una niña pequeña. Bruna Husky es una heroína extrema y fascinante; una superviviente capaz de todo que se debate entre la fragilidad y la dureza, entre la autosuficiencia y la desesperada necesidad de cariño. Es una fiera atrapada en la cárcel de su corta vida, un tigre que va y viene ante los barrotes de su jaula «para que no se le escape el único y brevísimo instante de la salvación», como el felino de la bella frase de Elias Canetti.

EL CORAJE DE MISS REDFIELD, ANA R. CAÑIL

Una fría mañana de enero de 1962 llega a la casa de doña Lily, duquesa de Peñalara y uno de los puntales de la sociedad madrileña, Elsa Redfield, una joven inglesa que ha sido contratada como nanny para el más pequeño de los nietos de la aristócrata. La señorita Redfield, austera, competente y capaz, acude a Madrid con una misión: encontrarse con su antigua amiga y mentora, miss Hibbs, nanny de los nietos de Franco, a la que trae un mensaje y un anillo de incalculable valor. Elsa tendrá que poner a prueba su prudencia, pues, a su pesar, se veráinvolucrada en los asuntos de los Peñalara, una familia que, bajo su deslumbrante apariencia, esconde terribles heridas que, sin saberlo, la joven e inexperta niñera está a punto de sacar a la luz con consecuencias insospechadas.

QUEDATE CON NOSOTROS, SEÑOR, PORQUE ATARDECE, ÁLVARO POMBO ,

Quédate con nosotros, Señor, porque atardece es una gran novela pombiana, intensa y breve, que se lee en estado de tensión y deleite plenos. La indagación filosófica se entrelaza con una insospechada trama principal que pone en conflicto los intereses espirituales y la voracidad de los medios.

TRES ABUELAS Y UN COCINERO MUERTO, MINNA LINDGREN

Tienen 90 años. Pero no piensan morirse hasta descubrir al asesino. Siiri, Irma y Anna-Liisa son tres viudas de noventa años residentes en El Bosque del Crepúsculo, un centro privado de apartamentos para la tercera edad de Helsinki. Más que un nidito acogedor para las personas mayores, la residencia resulta un lugar sini estro en el que los ancianos se ven privados de su identidad, rodeados todos los días por enfermeros vagos e inexpertos, y obligados a hacer gimnasia, a asistir a conferencias y a tomar un gran cantidad de medicamentos prescritos por médicos a los que apenas han visto. Parece que para las tres amigas los días ya solo traerán partidas de cartas, viajes en tranvía y asistencia a funerales. Pero en la residencia se empiezan a producir unos misteriosos asesinatos... y quizá nadie había contado con la curiosidad y el tiempo libre de unas inocentes ancianitas

EL RESTAURADOR DE ARTE, JULIÁN SÁNCHEZ

Un asesinato.Un misterio oculto en la obra de Sert.Un secreto que viajará a través de dos continentes.Enrique Alonso, el protagonista deEl anticuario, se ha trasladado a vivir a Nueva York. Su carrera de escritor en EE.UU. va bien y ha comenzado a trabajar también como guionista en Hollywood. Cuando recibe noticias de su ex , Bety, poco imagina que está a punto de embarcarse en otro misterio peligroso…Enrique viaja a San Sebastián para asistir a la inauguración del Museo SanTelmo, para el que Bety ha empezado a trabajar como relaciones públicas. Tras la fiesta aparece un hombre ahogado en La Concha. Unos días más tarde se descubre que es un antiguo conservador y restaurador estadounidense que, ya jubilado, estaba estudiando las pinturas de Sert de la Iglesia de San Telmo, anexa al museo.

EL ANTICUARIO, JULIAN SANCHEZ

Enrique Alonso, escritor, recibe una carta de su padre adoptivo, Artur Aiguader, un conocido anticuario de Barcelona. En ella, éste le relata el hallazgo de un antiguo manuscrito redactado en latín y catalán que parece ponerle sobre la pista de una joya de un pasado remoto. Por desgracia, Aiguader no verá cumplido su sueño de encontrarla pues será asesinado. Alonso se trasladará a Barcelona con el objetivo de desvelar la incógnita del manuscrito, localizar la joya y resolver el asesinato.?He realizado hace apenas unos días la adquisición de un lote que incluye todo el contenido de una vieja masía señorial propiedad de una vieja familia catalana, los Bergués. En su biblioteca he descubierto algo increíble, capaz de colmar las expectativas de un anticuario

LAS PRUEBAS DE MAGUNCIA, ALEXIS RAVELO

Maguncia y sus compañeras ya no son dulces jovencitas con alitas, se han convertido en señoras de mediana edad, gorditas y con trajes estampados de flores. Llevan el pelo más bien corto, teñido de color zanahoria o color berenjena. Sus enemigos son los trols, como siempre, pero han dejado de ser gigantes mocosos y malolientes para infiltrarse en la sociedad. Aplican las leyes con excesivo rigor y no les importa hacer daño a los pobres humanos. Las hadas..........