Buscar título en este blog

Relatos y microrrelatos. Oswaldo Urrea Caraffa.


Hay amigos que te llevan presente cuando viajan. A su regreso te sorprenden con libros como el de Oswaldo Urrea publicado en Arica, Chile. Ello te permite además de disfrutar de sus microficciones descubrir la riqueza del castellano y el aimara. Por ejemplo: ampolleta y camanchaca, respectivamente.

Trilogía involuntaria. Mario Levrero.


Para el lector que quiera encontrar una propuesta literaria distinta, leer a Levrero, es una de esas opciones. Ha de estar preparado para verse envuelto en una atmósfera compulsiva hacia la búsqueda de uno mismo, a través de la huida por infinitos pasillos que comunican con habitaciones, con puertas que no permiten el regreso, con sueños que se entreveran con la realidad. Debe estar dispuesto a adentrarse en una ciudad que no existe, en un lugar imaginario que se puede palpar, en un París que perfectamente puede ser cualquier ciudad. Quizás, como advertencia o consejo, mejor dividir la trilogía en el tiempo, introducir otras lecturas entre una y otra novela pues, aunque de forma involuntaria versen sobre un mismo tema, así, las tres de golpe, París se puede hacer monótona.

MAL DE ESCUELA .Daniel Pennac.

Trata de la educación desde el punto de vista de lo malos alumnos, lo que cuando yo era pequeño se llamaba zoquete (alguien que tarda en comprender). El autor necesitó un año en aprender la letra a, lo cual le hizo comentar a su padre que dentro de 26 años podría dominar la lectura. Personalmente creo que fui un alumno normal en absoluto un buen alumno debido a problemas de despiste, aspecto que también considera el libro .Mi madre me alentaba diciendo que estudiara para “el día de mañana” y mi padre me decía que “para mi hacia” Estas frases no se las he podido decir a mis alumnos, pues por lo visto el mañana ha desaparecido. Solo existe el presente la política y el pasteleo. Lo que no era, un alumno insolente o maleducado; mi falta de entendimiento la suplía estudiando y esforzándome, aunque no siempre alcanzaba brillantes objetivos, no obstante estoy conforme adonde he llegado. Coincidiendo con la llegada de mis dos hermanos (le llevo once años a mi hermana y doce a mí hermano), tuve una media crisis que me hizo enfermar pasando un año en reposo y no pudiéndome matricular en el 2º Curso de Bachillerato. Tenía una tumbona y me infle a pastillas, en realidad no más de las que tomo en la actualidad. Al año siguiente pude continuar con los estudios, pero, cuando me daban las notas nunca veía la ocasión para que mi padre me las firmara. Lo pasaba francamente mal cuando llevaba algún suspenso Después de la Revalida  de 4º Curso de Bachillerato el panorama mejoró. Al llegar a Preuniversitario me alegraba mucho cuando llegaba a entender algo de lo estudiado, sobre todo si era de Física o Matemáticas, diciendo para mi interior  “lo entiendo” o “se me ha encendido la bombilla”. Al acabar el Preu como veía que no había mucho dinero en mi casa, tuve la feliz idea de decirle a mi padre que no seguía estudiando, decisión que admitió pero que le sentó como una patada en la boca del estómago, me puse a trabajar en una litografía propiedad de un tío político. Aguanté un año al final del cual le dije a mi padre que volvía a estudiar, optando  por Ciencias Químicas  en la ULL, en realidad era lo único que se podía estudiar, una vez terminada la licenciatura (1970), comencé a dar clases de Matemáticas en la SD de Los Realejos dependiente de IES Viera y Clavijo de La Laguna. La primera semana de clase fue decepcionante, pensando dejarlo, pues suponía que los chicos me tomaban el pelo, lo bueno que he tenido ha sido la capacidad, que nunca he perdido de identificarme con el alumno, recordando cuando estudiaba, reconociendo las dificultades que algunos tienen..
En un viaje de fin de curso a Lanzarote había un alumno llamado Pedro que tenía dificultades con las Matemáticas, no así con la convivencia ni con su guitarra, se desenvolvía a las mil maravillas, en cambio otros buenos alumnos eran como personas, un verdadero desastre.
Cabe mencionar a un profesor  del Instituto A. de Betancourt que opinaba que cierta alumna era una burra, casi la suspende con una nota de 4.5, gracias a que los compañeros le protestaron pudo examinarse de la Prueba de Selectividad. Al pasar los años me encontré con ella, le pregunto que como le iba, comunicándome que era Inspectora de Farmacia y que había sacado  22 M.H. en la carrera. ¡casi nada! y había sido calificada de burra. Pensándolo con detenimiento el profesor llevaba razón puesto que hay que ser una verdadera burra para tener un expediente académico tan brillante. No sé qué opinión tendrán de mi los alumnos, tampoco quisiera saberla para no entrar en depresión, pero siempre he procurado ir hacia arriba nunca he pretendido hundir a nadie. Supongo con toda seguridad, que más de alguno se habrá sorprendido con la calificación que obtuvo. Recuerdo  en una ocasión aprobar a un alumno que no llegaba al aprobado pero que había asistido durante el curso a todas las clase.de la asignatura, pues en aquella época era obligatorio pasar lista diariamente. He procurado no equivocarme con la calificación casi siempre redondeando hacia arriba.
Lo he pasado muy bien dando clase a chicos y chicas, chavalas y chavales con su energía, su optimismo y también con sus dosis hormonales .Me he reído se han reído y me he maravillado a pesar de lo complicado de este  mundo juvenil. Creo que no pasaba un día que no nos riéramos en clase ante cualquier situación. Cuando opinaban que cuánto bien vivían los profesores con las clases, las vacaciones y el dinero que les pagaban, siempre le contestaba lo mismo: si tan bueno era, podían hacerse profesores estudiando y todo quedaría solucionado. Nunca me he quejado de la profesión que elegí donde lo he pasado requetebién..
Me doy cuenta que no he escrito mucho del libro y si de la escuela pero me siento bien, termino con una frase que bien podría ser enmarcada:

“Saber a cambio de trabajo, conocimiento a cambio de esfuerzo, vaga promesa de porvenir a cambio de una plena presencia escolar”.

Contrato con Dios. Will Eisner.


Buen cómic. Buena literatura gráfica. Con sus historias bien trenzadas y sus buenos dibujos. La historia de la inmigración europea a un barrio ficticio similar al Bronx contadas en su día en tres entregas reunidas en un mismo volumen. 

Las Lágrimas de la jirafa. Alexander McCall Smith.


Lectura fácil, fresca, juvenil, con sus toques de humor. Mma Ramotswe es la única mujer detective de Botswana. Tiene que enfrentarse a la resolución de una muerte ocurrida hace diez años en una granja cerca del Kalahari con su sola intuición, lejos de lo acostumbrado a ver en las series CSI. También va a casarse y su futuro esposo adopta días previos dos niños del orfelinato u orfanato.

Su lectura ofrece, al tiempo que se siguen sus pesquisas, el contraste entre los modelos sociales y familiares africanos con los que el lector accidental entiende como modelos normales.

EL IMÁN Y LA BRÚJULA. Juan Ramón Biedma.

Como soy de Ciencias (sección de Químicas) lo único aprovechable que vi fue el título del libro. Pues he llegado a la conclusión de que no me gusta la novela negra (en realidad ya lo sabía de antes), por ello no aprecié las maravillas que observan los lectores en el libro, el cual forma parte de una trilogía.
La búsqueda de dos películas que en realidad son tres, que realizaron 7 niños pijos, transgresores, llamados los saturnianos, a los que no les tiembla el pulso para matar y filmar en una de las películas a una persona como si fuera un divertido juego, aunque ellos se justifican diciendo que la acción se le fue de las manos. El libro trata de aquí y de allí, de lo de más allá y lo de más acá pero no le pude captar las excelentes maravillas que posiblemente atesore, y qué, cuentan los lectores, quizás por mi ignorancia. Por no enterarme no me enteré de uno de los personajes: Jacinto Ortega. Lo que me sorprendió fue que el libro ha sido editado en Alemania y es lectura obligada en la Universidad de México. Lo que si fueron interesantes, las frases desordenadas que he colocado en el blog, por último decir que tengo muy claro que los otros dos libros de la trilogía me pueden esperar por mucho tiempo.

Los huesos de Louella Brown y otros relatos. Ann Petry.


La vida de los negros vista por una escritora negra no deja de ser del mismo color. Los relatos de Ann Petry muestran las vicisitudes de unos protagonistas que comparten la compleja existencia afroamericana de los Estados Unidos del siglo pasado; unas experiencias que todavía resuenan en la actualidad. Se vale de una actitud blanca que pudiera parecer inofensiva para ir desarrollando un cuento en el que los negros acaban por llevar la peor parte. En Los huesos de Louella Brown, a la hora de volver a enterrar dos cadáveres por traslado del cementerio, la funeraria se verá incapaz de acertar cuál de ellos pertenece a una mujer blanca y cual al de la negra. En El Testigo el negro acaba siendo obligado a participar en una violación quedando así doblemente condenado si se atreviera a denunciar el acto.

El asesino de Green River. Jeff Jensen. Jonathan Case.


A esta historia no le cogí el tranquillo. Quizás esperara más de ella al leer que su temática iba a estar en torno a uno de los asesinos en serie más famosos de Estados Unidos. Pero me pareció falta de intriga y aunque se basa más en el perfil de uno de los investigadores, al ser hijo natural de uno de ellos, no logré entender muy bien su relación con el asesino hasta dar con casi una cincuentena de los cadáveres enterrados por éste.

El viaje sedentario. Gonzalo Celorio.


Tan solo por el viaje de ida, el viaje que hace Celorio desde la mesa de su escritorio, por su casa, el mercado, su barrio, su México, poder disfrutar de su tránsito literario ha valido la pena. Los espacios, sus volúmenes y quienes lo habitan son delineados con sabia arquitectura de la palabra, a camino entre lo real y lo fantástico. El viaje de vuelta es un añadido, un aumentar el peso del libro, anexo de artículos por él escritos sobre la arquitectura mexicana que si bien no pierden calidad no están realizados desde la exuberancia literaria esgrimida en el viaje de ida. 

La primavera de los árabes. Jean-Pierre Filiu / Cyrille Pomès


La idea no es mala y mucho menos los dibujos pero las historias carecen de historia lo que no quiere decir que no sean históricas. Me parece un gran recurso didáctico para acercarse a entender la explosión de revueltas pacíficas unas, y otras no tanto, que tuvieron lugar a inicios de la segunda década de este siglo en el mundo árabe. Cada uno de los capítulos relata el germen que inició el despertar del mundo árabe, con éxito en ocasiones y otras con resultado más represivo si cabe. Desde Túnez a Egipto, de Marruecos a Baréin pasando por Siria, La primavera de los árabes proporciona al lector una herramienta inicial para adentrarse en la comprensión de una forma de vivir la vida en medio de un triángulo formado por la religión, la ocupación europea y los liderazgos locales.

HISTORIA DE UN CANALLA Julia Navarro.

 Es una obra de Julia Navarro autora española con mayor reconocimiento internacional. El canalla es Thomas Spencer un individuo de baja calaña al que lo mínimo que se le puede llamar es canalla y de ahí para arriba todo lo que se quiera y se pueda imaginar. Para mí es un grandísimo h.de p, sin que por ello su madre tenga que serlo, carece de escrúpulos además de ser un sádico y un violador.
La historia comienza cuando se encuentra próximo a la muerte, queriendo hacer balance de lo que ha hecho a lo largo de su asquerosa vida. El libro consta de cuatro bloques sobre: la infancia, la juventud, la madurez y el declive.
Desde temprana edad, cuando tenía 7 u 8 años el angelito quiso matar a su hermano aparte de constantes ruindades que ponía en práctica día tras día.
La autora intercala  otro tipo de letra para narrar lo que podría haber pasado si hubiera actuado de otra forma, lo cual conduce a que el libro se transforma en un voluminoso tocho. Algo que al principio mes pareció una originalidad, pensándolo con más detenimiento, lo único que hace es aumentar innecesariamente el número de páginas. Los lectores suprimen esta parte  del libro pues lo consideran de relleno, es como si estuviera intercalado un libro dentro de otro libro. Mi mezquindad no me permite suprimir nada de lo escrito.
Hay un episodio conmovedor: la muerte de su madre, la cual le confiesa en su lecho de muerte que es fruto de una violación lo que le sienta muy mal al señorito Spencer. La historia se reparte entre Londres y Nueva York descubriendo los oscuros mecanismos que emplean los centros de dirección donde lo único que tiene importancia es el poder y el dinero. También es digno de mención la elección del alcalde del Condado, donde no se duda ni por un momento de quitar del camino a quien molesta sin importar las consecuencias; o, el accidente cardiovascular de John (su padrastro) lo que justifica a la autora para extenderse sobre el episodio cardíaco  y los medicamentos que se utilizan como anticoagulantes.
Al final el protagonista no cuida la alimentación y acaba mal, diría que sin pena ni gloria, lo cual te produce un muy mal sabor de boca. No obstante el libro engancha aunque no es una gran cosa, pues uno es flojo con la lectura .Me hubiera gustado que hubiese tenido un final menos ambiguo, porque después de tantas páginas termina uno flotando.

Pyongyang. Guy Delisle


Lleva por título el de la capital de Corea del Norte y versa en torno a las incongruencias de una dictadura como la que allí se ha desarrollado. Al ser un cómic sus viñetas facilitan hacerse una idea de cómo vive un norcoreano y cómo lo hace un trabajador occidental que allí acuda, mayoritariamente por pertenecer a ONGs.
En un estado donde la verdad es todo menos inmutable, al extranjero se le impone un guía oficial. Con él no puede hablar de los campos de reeducación pues allí no solo ingresa el cerebro mal pensante sino el de toda la familia. Ha de seguido seis días a la semana ya que el séptimo debe entrenarse para los grandes acontecimientos. Nada puede hacer ese día el extranjero que no sea triangular los tres hoteles donde se hospedan las delegaciones pues la ciudad queda vacía. Tan vacía como lo está de personas con alguna discapacidad pues Corea del Norte carece de ellos s sabiendas que en cualquier otra parte del mundo pueden llegar a ser un 7 a 10% de la población.

Se aprenden muchas más cosas al leer este cómic. Pero para ello hay que leerlo. 

Los Maia. Eca de Quierós.

Para el portugués, Los Maia, viene a ser como Don Quijote para el español. Solo que no es novela de caballerías. Se desarrolla en la segunda mitad del siglo XIX y versa sobre la decadencia del país vecino, fundamentalmente en su capa más alta a través de la familia de Afonso de Maia y su nieto Carlos da Maia, diletante cuya misión es vivir con nobleza lo atesorado por su abuelo. Por medio, amores y sus hipocresías, aspiraciones a carteras de ministros y flirteos políticos, ganas de cambiar el país para ponerlo a la vanguardia europea sin necesidad de pegar palo al agua en una Lisboa de mármol y basura. Es extensa y en ocasiones puede parecer lenta pues Queirós se entretiene en describir y ambientar la realidad. Pero al igual que Galdós, lo hace con tal maestría que vale la pena leerlo.

Escatológicos. Hurtaut - Quevedo.


Lo escatológico rara vez es abordado de forma clara por la literatura. He aquí dos ejemplos que con buen humor hacen divertida la lectura de aspectos de la vida diaria que preferimos no poner encima de la mesa.

Verlas venir. Manuel Feria.


Verlas venir es libro de aforismos autoeditado por Manuel Feria, catedrático de Farmacología de la Facultad de Medicina de la ULL. Está ilustrado por “Fanega” y es uno de esos libros perfume: como cualquier aforismo, el venir en frasco pequeño, obliga a la necesidad de ser releído y disfrutado.
En una época como la actual en la que toda frase ingeniosa se piensa que aforismo es, en la que circulan todos los días por facebook y whassap copia y pega de sorprendentes sentencias que creemos originales pues la propiedad intelectual no tiene nombre propio, bueno es encontrarse con esta colección de filosofía de la vida.
Algunos ejemplos:
Al borde del abismo un paso atrás es un gran avance.
El saber ocupa el miso lugar que la ignorancia.
Si no estoy en mí, nadie puede llenar mi soledad.
El compromiso sin trabajo es fruto estéril; el trabajo sin compromiso es suplicio.

Verlas venir no es suficiente, también hay que saber apartarse a tiempo.

La ridícula idea de no volver a a verte. Rosa Montero.


Es lectura que sirve muy bien para introducirse en la vida de Marie Curie. El siguiente paso para quien enganche la vida científica, amorosa, maternal y social de esta mujer bien podría ser una de las biografías que recomienda la propia escritora.
Es lectura para valorar al mismo tiempo cómo expía la autora, Rosa Montero, las secuelas sentimentales que deja la ausencia de los seres queridos.
Así, de la mano, y a partir del vacío sufrido por la dos veces premio Nobel tras la muerte de su marido, corre paralelo el de la escritora tras la del suyo. Todo a partir del pequeño diario escrito por la mujer de ciencia que ha de leer Rosa después del envío de su editora para que prologara.  

El VIAJE DEL ELEFANTE. José Saramago.


El libro surge porque Gilda Lopes, lectora de portugués en la universidad de Salzburgo organiza una cena con alumnos en el Restaurante el  Elefante a la cual asistió D. José Saramago que había impartido un curso. En el restaurante había una repisa con unas pequeñas figuras de madera, la primera de ellas representa la torre de Belém en Lisboa y le seguía varios edificios europeos que anunciaban un itinerario. Se trataba del viaje de un elefante asiático que en el siglo XVI siendo rey Juan III de Portugal fue conducido desde Lisboa a Viena. El Elefante era el regalo de bodas con que Juan III obsequia a su primo Maximiliano de Austria. Gilda se encargará de buscar documentación del viaje y de ésta manera Saramago  pudo escribir  el libro. Fue su última obra y llegó a  pensar que no iba a tener tiempo para terminarla.
 D. José Saramago nació en 1922 en Portugal; después de escribir su primer libro  y a pesar de la crítica favorable estuvo veinte años sin volver a escribir pues decía que no tenía nada que contar, con lo cual quedaba zanjaba todo tipo de polémica. Militó en el Partido Comunista Portugués por lo que fue perseguido por la dictadura de Salazar; en 1974 se unió a la Revolución de los Claveles que trajo la democracia a Portugal. Un personaje interesante e intensamente comprometido, con Portugal, su Historia y con el pueblo portugués. Muere a los 87 años de una enfermedad crónica en su residencia de Tías en la Isla de Lanzarote perteneciente, como sabemos, al Archipiélago Canario. Sus cenizas descansan bajo un olivo en la sede de la Fundación  Saramago  en Lisboa.
El libro me pareció un cuento para personas mayores, el estilo de D. José es un poco anárquico mezcla ficción y realidad. No emplea puntos ni signos de interrogación con lo cual la lectura se hace un poco extraña. Digo yo, que algo tiene que poseer cuando ha sido galardonado con el Premio Nobel.

DIARIO DE UNA MAESTRA. Dolores Medio.

DIARIO DE UNA MAESTRA es una obra de gran humanidad que nos revela el profundo amor de los protagonistas sobre todo de Irene que llego a la obsesión y el sacrificio. Este diario se inicia en 1935 y termina 15 años después o sea que coge la época de la guerra civil y allí atrapa a los protagonistas entre el hambre la cárcel y la propia guerra. Retrata la sociedad española y el ambiente de ese difícil y complicado período de tiempo.
Dolores Medio nació en Oviedo donde hizo Magisterio y se enamoró de Max para el que vivió y se sacrificó como solo una mujer sabe hacerlo. Da cuenta de aspectos íntimos que se mueve entre el amor, la mala suerte y la muerte. Hay escenas sentimentales y emotivas que no sé por qué me pusieron un nudo en la garganta y que achaco a que estoy envejeciendo a marcha forzada.Dolores, nunca dejó de hacer su diario y la fama le llegó de forma inesperada cuando en 1952 obtiene el Premio Nadal con: Nosotros, los Rivero. Recuerdo ver en mi casa en La Laguna libros, de la colección Premio Nadal. Lo que no sé es por dónde andan, si es que todavía andan.

Anexo:

Es interesante recordar lo que le sucedió cuando contaba con 7 u 8 años. Su padre en vista de sus aptitudes decide que ingrese en la Escuela de Bellas Artes. Un día terminada la clase de perspectiva coloca el profesor sobre una mesa una silla invitando a los alumnos a dibujarla. Al terminar el dibujo se lo entrega al profesor que le dice: muy bien pequeña, perfecto. Pero entonces otro de los alumnos que ocupaba un banco lateral entrega su dibujo y el profesor le dice también: muy bien muchacho, perfecto. Lo que desconcierta a Dolores es que la silla no se parecía en nada a la dibujada por ella ni a la dibujada por una chica a la que el profesor había calificado de perfecto. Sin embargo las tres sillas eran reproducciones del mismo modelo. Con el tiempo pensó que posiblemente existía una verdad absoluta, pero nuestra verdad es una verdad parcial que interpretan nuestros sentidos, llegando a la conclusión de que no tenemos razón cuando expresamos nuestro punto de vista.  

Un puente sobre el Drina. Ivo Andric.


El Drina es un río que surca las tierras de la península de los Balcanes a la altura de la actual Bosnia-Herzegovina. Uno de sus puentes, en concreto el que da vida a la ciudad de Visegrad, cerca de Sarajevo, fue construido por los otomanos en su avance hacia Europa. Mehmed Pasa Sokolovic quiso edificar un puente que sirviera de unión entre las dos orillas, las mismas en las que había sido separado de su madre. Cubre así el autor cuatro siglos de historia entre cristianos y musulmanes en las que el puente sirve como nexo para curar divisiones y ayuda a comprender las dificultades de entendimiento de los seres humanos sobre todo cuando la zona es ocupada por el Imperio Austrohúngaro y se avivan los intereses nacionalistas que acaban conduciendo al asesinato de Francisco Fernando y al inicio de la Primera Guerra Mundial.

Carnet de un escritor. W. Somerset Maugham.


Quien quiera acercarse a Maugham mejor que lo haga disfrutando de la lectura de Servidumbre humana, El velo pintado o el Filo de la navaja. Carnet de un escritor no es lectura tan famosa como las nombradas, entre otras cosas porque no es novela pero sí que aporta un mejor conocimiento de las inquietudes del autor. Reúne escritos de lo más variado recopilados a modo de diario durante más de cuarenta años. En unas ocasiones son opiniones personales sobre escritores, en otras entradas realiza ejercicios de escritura sobre un mismo tema o simplemente notas para una futura novela o apuntes sobre miembros de la tripulación de los barcos con los que navegó por polinesia. Año a año desgrana acontecimientos y vivencias en torno a las dos grandes guerras mundiales así como epigramas a los que era aficionado.

No es lectura para todos los días ni para todos los lectores pero a buen seguro que hay días y lectores a quienes pudiera apetecer.

SUITE FRANCESA. Iréne Némirovsky.


  Hace referencia a la Segunda Guerra Mundial recordando también  la Primera, la obra fue pensada como una composición en cinco partes de las cuales la autora solo alcanzó a escribir dos: “La tempestad en junio”, que tiene 31 episodios, y “Dolce”, con 21.
Los 31 episodios independientes tratan de lo que le ocurre a una serie de familias francesas antes de abandonar París, al comienzo  de la invasión por parte  del ejército alemán. Escribe sobre lo que sucede o podía haber sucedido y en el siguiente capítulo cambia de personajes, para posteriormente retomar los personajes anteriores y seguir avanzando en la escritura, en mi opinión de una gran belleza. En Dolce.se centra en la convivencia de los franceses con el enemigo que había ocupado ParÍs. No sé cómo es posible convivir con el enemigo; pero sobre todo la gente joven le echa alegría a la vida, principalmente las muchachas que no dudan en opinar que los alemanes son muy guapos y muy rubios. Solo la gente mayor tiene más desarrollado el sentido patriótico  Me llamó la atención, uno de los episodios donde los soldados están en París y le dan la orden de trasladarse urgentemente al frente ruso.  
El libro aunque se relaciona con la guerra no es nada desagradable. Iréne trata con mucha finura los acontecimientos. La autora no llego a conocer el final de la guerra pues fue asesinada por los alemanes, algo que me cuesta comprender; últimamente será propio de la edad, pero ocurren cosas que no entiendo en absoluto El manuscrito del libro fue publicado después de su muerte y nos quedamos sin saber qué es lo que hubiese escrito de las otras tres partes.

Antología. Ezra Pound.


La obra de Ezra es tan amplia que esta pequeña antología bien vale la pena para acercarse a ella. Su amplitud es tanta como su vida ya que Pound fue el poeta que abrió a la modernidad la poesía; fue fundador de movimientos literarios y de revistas, mecenas, profesor y crítico de muchos artistas, traductor de obras chinas, ensayista económico; americano de nacimiento e italiano de adopción hasta el punto de seguir a Mussolini acabó proscrito por aquellos a los que dio de comer y posibilidades de hacerse un hueco en las artes.
Son famosos sus epigramas y sobre todo sus Cantos. De estos últimos he de reconocer que no tengo cultura ni griega ni china suficiente para sacarles partido.
Me ha gustado, de su capacidad crítica, un fragmento escrito a principios de siglo pasado en relación a lo que leemos, que añado a continuación.

¿Cómo es que ustedes conocen sólo una selección casual de libros escritos por sus contemporáneos extranjeros, pero casi nunca sus obras claves o principales? ¿Quién controla, impide el comercio de la percepción, de la intuición, entre un pueblo y otro?

Nosotros.Evgueni Ivánovich Zamiátin.


Integral. El escritor. Ingeniero y matemático. En 1923, la Glavnist, el órgano censor del régimen soviético se estrenó con esta novela; su publicación fue prohibida. En 1924, sin autorización por parte del autor fue lanzada en Inglaterra y en Praga. Esto permitió ser leída por los intelectuales rusos y Zamiátin fue acusado de traidor y de no haber entendido la esencia del socialismo ruso. Condenado al ostracismo, sin poder publicar, le pidió a Stalin que fuera más allá de las deportaciones a Siberia, de la muerte, que lo exiliara como la peor de las condenas a la que podía ser sometido. Por mediación de Máximo Gorki abandona el país con su mujer en 1932.
Integral. El prólogo. Ocupa un tercio del libro y hace un recorrido por el autor, por el análisis de Nosotros en el contexto histórico así como de las Distopías. Expone cómo Nosotros se encuentra en el trasfondo de otras distopías como la de Blade Runner en torno a los problemas de identidad, La Naranja Mecánica y los abusos de poder, el control intelectual en Farenheit 451, Un mundo Feliz y 1984 de Huxley y Orwell respectivamente.

Integral. La novela. Integral es la nave encargada de llevar a otros mundos el maravilloso modelo social en el que vive el protagonista, en el que la vida se rige por la fría lógica y por la organización férrea y controlada de todas las horas del día. El conflicto surge cuando D-503 conoce a I-330, una misteriosa mujer que le seduce y con la que mantiene relaciones sexuales fuera de la planificación permitida, al tiempo que el dirigente de la ciudad, El Gran Benefactor, anuncia que se procederá a extirpar mediante operación quirúrgica la parte del cerebro que regula la fantasía, puesto que esta función de la mente es la que provoca la búsqueda de la libertad. 

El loco de la plaza Libertad. Hassan Blasim.


Como en todo conjunto de relatos siempre habrá unos que gusten más que otros. En concreto el que aparece en portada no ha sido uno de mis preferidos pero los que llevan por título: La gaceta del ejército, La bolsa de Alí y El camión de Berlín sí que me han gustado. Los relatos de Blasim son una extraña mezcla entre realidad y ficción al estilo hispanoamericano pero con Irak como telón de fondo. La supervivencia en tiempos de dictadura, de guerra y de migración favorece historias que pudieran parecer irreales para quienes nos movemos en las dulzuras de esta corrupta paz que tantas horas proporciona de conflicto en tertulias televisivas. Sin embargo, el conflicto Iraquí, con los abusos de Saddam Hussein junto a la intervención aliada en busca de un argumento armamentístico televisivo, proporciona infinitas historias civiles de las que se nutre el autor para exponer sus once relatos en lo que se mezcla el horror a la muerte con la voluntad de vivir.


Según la contraportada del libro tienen cierta propensión a lo macabro. Debe ser que la vivencia tétrica de una guerra no es la misma cuando se ve endulzada en pantalla que cuando se lee en un relato, aunque ambas se realicen desde un cómodo sofá.

El libro de la Almohada. Sei Shônagon.


Parece que sea un libro de amor donde la almohada haga de notaria. Su estructura es propia de un diario con sus anotaciones de aquello que a lo largo del día llama la atención. Es ambas cosas y mucho más ya que en sus páginas la escritora deja constancia de situaciones propias de la corte en un Japón del siglo VIII: de poemas, de sus conversaciones con la emperatriz, intercambio de cartas, impresiones personales en torno a las buenas maneras de la época, la vestimenta, los árboles y un largo etcétera que obliga a pensar en un libro anárquico ya que no existe un hilo conductor que se focalice en una idea y, sin embargo, el libro es toda una unidad impregnada con el sentimiento de quien lo escribió.

FAHRENHEIT 451. Ray Bradbury.


 El libro propuesto por David para comentar en el Club de la Ranilla, trata, de bomberos que queman libros, porque los libros son peligrosos ya que hacen reflexionar y pensar a los lectores.
A pesar de tener un hermano bombero: Franc, con lo que parte del libro quedaría en casa, no le encontré el punto de equilibrio a la lectura. Lo achaco a que no me encontraba bien, pues soy un lector cochino que lee todo lo que se le pone por delante. Leía FAHRENHEIT 451 y era como si el libro estuviese escrito en un idioma que no conocía. Tuve que llegar a la página 122, para encontrar un interesante debate acerca de los libros. Estando en el Club, David menciona a Cecilia una chica a la que no le interesa cómo se hacen las cosas sino por qué se hacen; frase que también recuerdo que leí, tuve que detenerme y apuntar. Reparte una serie de pensamientos sobre la lectura, que, leen y comentan los lectores. A continuación se detiene en la quema de libros a través de la historia, siendo triste y curioso en Cuba, donde se quemaron libros sobre el cubismo de la biblioteca de Pablo Neruda, pues aquellos revolucionarios en su afán e ignorancia, creían que dichos libros podrían estar relacionados con la Revolución  Cubana. David, estuvo muy bien y le llevaría tiempo, pensar, ocurrirsele, y trabajar la reunión sobre el libro.
Para terminar repetir que no le encontré el punto a la lectura, y aclarar que el equivalente 233º C, es la temperatura  a la que arde el papel de los libros.

Una mujer difícil. John Irving.


El detonante es la muerte de los dos hijos en un accidente de tráfico. Uno de ellos al volante, el otro de copiloto, mientras el matrimonio duerme la mona en el asiento de atrás. No obstante, Ruth viene al mundo para cubrir el vacío. Tenían unos dieciséis años, como Eddie, a quien contrata Tedd, el padre, como principiante para que le ayude en la exitosa carrera de escritor de cuentos infantiles que se ha labrado. La relación de pareja va a la deriva desde aquel fatídico accidente.
Aquel verano, Marion, la madre, que tiene la casa empapelada con las fotos de sus hijos decide hacer un hombre a Eddie a base de bien. Al comenzar el otoño desaparece. Ruth tiene cuatro años cuando la abandona su madre.
Los tres también se hacen escritores, enmascarando en sus novelas sus propias experiencias. Cada cual con sus propias características sexuales. Ruth consigue reconocimiento internacional. Tras más de treinta años vuelven a coincidir cuando Graham, el hijo de Ruth, cumple cuatro años.
Es una novela (lo escribe el propio autor en la página 544) que trata de “la buena suerte, de cómo la buena suerte y el infortunio se distribuyen por desigual, si no al nacer, por lo menos a medida que se dan las circunstancias sobre las que no tenemos control, así como en la pauta al parecer de los acontecimientos que entran en colisión”.

Característico de este autor es la meticulosidad con la que escribe. No hay nada al azar, no es que sea prolijo en descripciones, pero si las hace acabarán enlazadas en alguna otra página más adelante aunque parezca que pertenecen a historias paralelas que son de relleno. Ello no quita que el grueso en páginas de su obra pudiera ser más delgado.  

ÉBANO. Ryszard Kapuscinski.

 Le seguía la pista desde diciembre de 2012, cuando Javier lo comenta en el club de lectura Agustín de Betancourt. Me gustó mucho la opinión que le mereció el libro pero no pensé que me llegara a agradar tanto. Ébano es lo máximo que se puede despachar. Además Mercedes sostenía que era un autor que le interesaba y yo ¡sin saber  que existía el polaco!. La lectura es para no dejarla pasar. En palabras del autor << no es un libro sobre África, sino sobre algunas personas de allí durante el tiempo que pasaron juntos>>. En realidad África es un continente demasiado grande y complejo para poder describirlo.
Fue el libro elegido por Rebeca para comentar el 9 de junio en el Club de lectura la Ranilla, así que me dije, por lo visto toca leerlo. Su intervención fue muy buena a pesar de lo mal que lo había pasado para llegar hasta allí. Se ayudó   de un powerpoint y desarrolla temas muy interesantes como la familia y la política entre otros, que sirvieron para que intervinieran una parte de los asistentes al encuentro.
En África los niños son importantes siempre son los más grandes los que cuidan de los más pequeños. El agua también lo es y, para  que no se pierda ni una gota de agua tienen que mantener el equilibrio de sus menudos cuerpos. En las guerras los niños carecen de instinto de conservación, desconoce el miedo que solo los años, le hará conocer. Entre los niños el hambre es algo habitual lo que piden no es pan, fruta o dinero , sino algo sorprendente: un lápiz o un bolígrafo.
Recordar que Sudan fue el primer país africano que tras la Segunda Guerra mundial obtuvo la independencia y que en 1960 diesiséis países de África habían dejado de ser colonias, algo que parece muy distante. Escribe sobre los dictadores Bokassa de la República Centro africana y Amin de Uganda, tremendos personajes que afloraron en la época y allí en medio estaba Kapuscinski para contarlo.
La visión del tiempo del europeo y el africano es totalmente distinta. El mundo espiritual del africano es rico y complejo y posee una vida interior muy religiosa ya que existen tres mundos: la realidad, los antepasados y el reino de los espíritus.
En África a veces hay que recorrer muchos kilómetros para toparse con un árbol que es generador de una simple sombra. Los yorubas creen que si la sombra abandona al hombre este morirá. Si un rayo destruye el árbol también morirán las personas que han vivido a su sombra .La idea sorprendente y luminosa es que el desierto te enseñará que hay una cosa que se puede amar y desear con más fuerza que a una mujer: es la sombra. En cambio el ganadero madrileño Victorino Martín es de la opinión (a la que me adhiero), <<que solo hay algo mejor que una mujer: dos mujeres >>
Me ha parecido un libro extraordinario. Cuando llegué al final de la lectura tuve la sensación de cómo si se hubiera cortado un caudal de agua.

La comedia humana. William Soroyan


La comedia humana es un libro entrañable. Recuerda a Matar a un ruiseñor. Sorayan maneja con arte la voz inocente de un chico de catorce años que reparte telegramas en un pequeño pueblo, Ithaca, del Valle de San Joaquín, California. Aunque a veces se tinta con la propia voz del escritor en su alegato contra la injusticia y la guerra, aspecto éste muy difícil de encontrar en el personaje de Scout Finch creado por Harper Lee como narradora ruiseñor, su lectura se disfruta haciéndose vívido el pueblo, sus habitantes y las situaciones que envuelven a su protagonista, Homer Macauley. A lomos de su bicicleta pedalea para ganarse unos centavos al servicio de la oficina de telégrafos mientras la inocencia se desflora cada vez que entrega la noticia del fallecimiento de un joven soldado en la guerra. 

MARARIA. Rafael Arozarena.


Mararía es una obra de Rafael Arozarena, autor canario nacido en 1923, que formo parte del grupo FETASA y cuya actividad literaria se ha centrado en la creación poética. Su nombre designa uno de los IES de la Orotava.
El autor fue destinado a Lanzarote y viendo a una señora mayor atravesar una plaza se inspiró para escribir MARARÍA a la que se imaginó de joven, relacionó con la mitad masculina de la población de la isla y también con la otra mitad. Todo el mundo quería poseer a Mararía. La obra es muy leíble y tiene como columna vertebral a Mararía, que da pie a que salgan una buena cantidad de capítulos en forma de microrrelatos,  con sus novios, los que  dicen que fueron sus novio y los que hubieran querido ser su novio..El talle, pero sobre todo los ojos y la felina mirada de Mararía eran de lo más hechicero que se pueda imaginar. La obra se ambienta en la Isla, tierra de volcanes, como un volcán que es toda Mararía.
Me viene a la memoria que Lanzarote fue el primer viaje que realice fuera de la Isla de Tenerife, allá en 1971 cuando hacía en el ICE de la ULL el I Curso de Orientación Escolar y Profesional (150h). La anécdota es que cuando íbamos a regresar compramos una sandía, creo que tan seductora como lo era Mararia. La sandia se colaba por los ojos y estaba fresca al paladar y muy apetitosa, por lo demás hacia un calor bochornoso, dimos buena  cuenta de un trozo tras otro; hasta que por fin nos  pusimos en marcha  y  llegamos al mostrador del Aeropuerto de Lanzarote donde para nuestra sorpresa el vuelo a Tenerife se encontraba cerrado. Para mí fue como si me hubieran dado una patada en el estomago; engrosamos la lista de espera hasta que pudimos abandonar la Isla de Lanzarote, a la que he vuelto en varias ocasiones. La experiencia me sirvió para no volver a perder un avión en la serie de viajes que he realizado a lo largo de mis 72 años. Según parece ha llovido desde entonces. No es la única novela del autor pues la Cerveza de grano rojo  ha sido publicada en 1984
Volviendo a MARARÍA, que conseguí en la Biblioteca del IES Agustín de Betancourt, mencionar el hecho de que el libro tiene un estudio preliminar de Manuel Torres Stinga donde trata de la estructura y el tiempo, el dialogo y la narración, los personajes y por último la bibliografía .El autor, .utiliza vocablos canarios que, bien están en desuso o bien hacía mucho tiempo que no oía. Podemos mencionar como ejemplo: baladrón, rebumbio, rebatiña, guayabera, leñazo, sacho, zampé, mastuerzo, escudriñar, usíaron etc. etc., aspecto que fue motivo de comentario de los asistentes al Club de lectura la Ranilla.


La vida instrucciones de uso. Georges Perec.


Tal y como aparece en la portada Perec organiza una novela puzle. A un edificio de cinco plantas situado en París le quita la fachada y capítulo tras capítulo describe su interior y sus habitantes. Abarca de esta forma algo más de un siglo de ocupación de las viviendas así como de los sótanos, caldera, ascensor, portería y altillos. Mucha descripción de las distintas habitaciones para luego ir desgranando a sus inquilinos a los que vuelve en sucesivos capítulos. Se configura así un rompecabezas que facilita una buena visión de la sociedad francesa de mitad del siglo pasado. Sus primeros compases me resultaron tediosos debido a un vocabulario profuso a base de enumerar todo lo que pueda existir en una habitación. Luego se le toma el gusto a la lectura ante tal profusión de términos con los que describe muebles, lámparas, camas, cachivaches y todo lo que pudiera contener cuatro paredes. Junto con ello se engarzan las historias personales que pespunta muy bien con hilo de verdad y aguja de ficción. Si acaso, en algunas ocasiones, en las que algún personaje toma el mando de la narración, se echa en falta su voz propia, y no la del escritor, pues también se repite en ellos la forma descriptiva de cuantos objetos el personaje cree oportuno. 

LA NIEBLA Y LA DONCELLA. Lorenzo Silva

No siempre las cosas son como parecen y a menudo, lo obvio no resulta ser lo real. Al sargento Bevilaqua le encomiendan la tarea de investigar la muerte de un joven alocado en la Gomera. Todo apuntaba a Juan Luis Gómez Padilla, político de renombre en la isla, al que un tribunal popular absolvió a pesar de la aparente contundencia de las primeras pesquisas. El sargento y su inseparable cabo Chamorro intentarán esclarecer este embrollado caso, con presiones políticas y con la dificultad añadida de intentar no levantar suspicacias al reabrir un caso que sus compañeros daban por cerrado.

EL SECRETO DE LA MODELO EXTRAVIADA. Eduardo Mendoza

En la nueva novela de Eduardo Mendoza, El secreto de la modelo extraviada, el detective loco que protagonizó El misterio de la cripta embrujada, El laberinto de las aceitunas y recientemente El enredo de la bolsa y la vida recuerda un caso aparentemente cerrado de los ochenta y no ceja en su empeño de resolverlo más de veinte años después. El detective más divertido de la narrativa española nos cuenta aquí su doble aventura:«Para el que ha pasado buena parte de su vida encerrado en un manicomio, aunque sea injustamente, como es mi caso, una reacción absurda no tiene nada de particular, aunque eso suponga meterse en líos. La cuestión es que un incidente trivial me trajo recuerdos y viajé al pasado (con la memoria, ya he dicho que no estoy loco).

WONDER. EL JUEGO DE CHRISTOPHER. R. J. Palacio

Christopher fue el mejor amigo de August desde que eran bebés hasta que se cambió de casa. Estuvo a su lado durante todas sus operaciones y desengaños, y también en los buenos momentos, como cuando veían La Guerra de las Galaxias o imaginaban viajar juntos a Plutón. Pero desde entonces han pasado muchas cosas, y Auggie y Christopher han tenido que aprender que la verdadera amistad merece un esfuerzo extra. Sensible, intimista y perspicaz, Wonder. El juego de Christopher es la historia de dos chicos que deberán descubrir que las grandes amistades a veces requieren un poco de esfuerzo. Es la historia de una amistad a través del tiempo y del espacio.

LOS BESOS EN EL PAN. Almudena Grandes

¿Qué puede llegar a ocurrirles a los vecinos de un barrio cualquiera en estos tiempos difíciles? ¿Cómo resisten, en pleno ojo del huracán, parejas y personas solas, padres e hijos, jóvenes y ancianos, los embates de una crisis que «amenazó con volverlo todo del revés y aún no lo ha conseguido»? Los besos en el pan cuenta, de manera sutil y conmovedora, cómo transcurre la vida de una familia que vuelve de vacaciones decidida a que su rutina no cambie, pero también la de un recién divorciado al que se oye sollozar tras un tabique, la de una abuela que pone el árbol de Navidad antes de tiempo para animar a los suyos, la de una mujer que decide reinventarse y volver al campo para vivir de las tierras que alimentaron a sus antepasados?En la peluquería, en el bar, en las oficinas o en el centro de salud, muchos vecinos, protagonistas de esta delicada novela coral, vivirán momentos agridulces de una solidaridad inesperada, de indignación y de rabia, pero también de ternura y tesón. Y aprenderán por qué sus abuelos les enseñaron, cuando eran niños, a besar el pan.

ATENTADO. Mariano Gambín

La trama trata de la contratación de dos peligrosos asesinos para atentar contra los reyes de España en la ciudad de Santa Cruz de Tenerife. Paralelamente, aparece un tubo volcánico debajo del subsuelo de la calle del Pilar, en el que se descubre un pasadizo subterráneo con una cámara donde se desarrollaron rituales profanos hace más de doscientos años. Dos cadáveres centenarios añaden muchas incógnitas a un enigmático y amenazador secreto, que se complica con un inesperado episodio de espionaje de la Guerra Fría. Todos estos ingredientes harán que el inspector Antonio Galán y sus amigos la periodista Sandra Clavijo y el exfuncionario de Hacienda Luis Ariosto deban trabajar contrarreloj para evitar que los sicarios contratados para perpetrar el magnicidio puedan llevar a cabo su misión.

EL TEMBLOR DEL HÉROE. Álvaro Pombo

Román es un profesor universitario jubilado al que invade la nostalgia de los días luminosos de la pedagogía en que fascinaba a sus alumnos despertándoles el amor por el saber y ayudándoles a alcanzar una vida más noble y más alta.Entre sus antiguos alumnos están Elena y Eugenio, una pareja de médicos a los que todavía trata y con los que ha establecido complejas relaciones en lo intelectual y en lo sentimental.Por otra parte, halagado por el interés hacia su persona que demuestra un joven periodista, Héctor, permite que éste entre en su vida sin sospechar que el pasado torturado del nuevo personaje le atrapará en una situación en la que es incapaz de tomar decisiones, de comprometerse con el drama al que asiste.Con una escritura tensa, vibrante, que deslumbra tanto por los hallazgos plásticos como por la indagación filosófica, El temblor del héroe es a la vez un acto de fe en la literatura como territorio donde plantear los grandes asuntos: la confianza y la traición, la posibilidad de arrepentimiento, la culpa, la cobardía, el valor, el sentido de la existencia.

LA BRIGADA DE ANNE CAPESTAN. Sophie Hénaff

Anne Capestan es una policía joven y apasionada. Ha sido una estrella, pero se encuentra alejada de su cargo tras haber disparado a un hombre durante una investigación cuyos detalles no han quedado claros. Cuando acude nuevamente a la sede de la Policía Judicial parisina para la decisión final sobre su carrera, su jefe le comunica que la ha puesto al frente de una brigada especial. Pronto sabrá quiénes componen esta brigada sin nombre, sin coche y sin armas: un borracho, una escritora escandalosa -y su perro-, un informático despistado y un gafe... Dos casos aparentemente anodinos y nunca resueltos les esperan: una mujer estrangulada en su sofá y un jubilado al que han disparado en el río.

NOSOTROS, LOS DE ENTONCES. Marta Rivera de la Cruz

Jorge, Valva, Lourdes, Cecilia, Roberto y Mauro se conocieron en la Escuela de Bellas Artes y fueron inseparables. Pero el paso del tiempo se ha encargado de poner distancia entre ellos. A pesar de que se mantienen en contacto, llevan doce años sin estar todos juntos. Un día, por medio de un mail, Jorge invita a todos a pasar un fin de semana en el hotel de Valva en Saint Rémy, porque hay una noticia que quiere compartir con ellos. Aunque la primera reacción de algunos es poner una disculpa, Robe explica a sus amigos que Jorge tiene algo muy serio que comunicarles y que es imprescindible que estén todos. En esas circunstancias, unos y otros dejan atrás sus obligaciones y parten a la Provenza.

EL GRAN ROBO DEL ORO ESPAÑOL. Jerónimo Tristante

Víctor Ros se ha tomado unas vacaciones después de un caso que casi le cuesta la vida. Pero el crimen nunca cesa y, de nuevo, la Brigada Metropolitana de Madrid requiere sus servicios. El Banco de España ha sufrido un intento de robo, pero solo era una maniobra de distracción mientras se cometía el auténtico delito: la sustracción de las dos terceras partes del tesoro nacional en lingotes de oro que se encontraba en otro bando de la capital. La única pista con la que cuentan es el nombre que pronuncia uno de los asaltantes del Banco de España antes de morir: Aldanza. Ros es el único que da crédito a este testimonio, ya que ve en esta gran puesta en escena la impronta del criminal Aldanza, al que todos consideran muerto.

CINCO ESQUINAS. Mario Vargas Llosa

«La idea de esta novela comenzó con una imagen de dos señoras amigas que de pronto una noche, de una manera impensada para ambas, viven una situación erótica. Luego se fue convirtiendo en una historia policial, casi un thriller, y el thriller se fue transformando en una especie de mural de la sociedad peruana en los últimos meses o semanas de la dictadura de Fujimori y Montesinos. Me gustó la idea de que la historia se llamase Cinco esquinas como un barrio que, de alguna manera, es emblemático de Lima, de Perú y también de la época en la que está situada la historia. »Si hay un tema que permea, que impregna toda la historia, es el periodismo, el periodismo amarillo. La dictadura de Fujimori utilizó el periodismo amarillo, el periodismo de escándalo, como un arma política para desprestigiar y aniquilar moralmente a todos sus adversarios. Al mismo tiempo, también está la otra cara, cómo el periodismo, que puede ser algo vil y sucio, puede convertirse de pronto en un instrumento de liberación, de defensa moral y cívica de una sociedad. Esas dos caras del periodismo son uno de los temas centrales de Cinco Esquinas.»

LA ÚLTIMA NOCHE DE VÍCTOR ROS. Jerónimo Tristante

Suiza, 1882. Bárbara Miranda, una psicópata custodiada por el Sello de Brandenburgo, escapa de su celda y desaparece. Oviedo, un año después. Ramón Férez, primogénito de un acaudalado industrial, aparece asesinado delante de la verja de acceso a la Casa Férez. Para desesperación de las fuerzas del orden de la ciudad, no dejan de aparecer sospechosos del asesinato del joven, y el juez encargado del sumario, Agustín Casamajó, incapaz de encontrar al verdadero culpable, decide llamar a su gran amigo y famoso detective, Víctor Ros. Pero el caso no será fácil para él: tendrá que evitar las trampas que le colocarán en su camino las personas que menos espera, y se encontrará con un amor del pasado al que traicionó en su juventud.

UNA LECCIÓN DE VIDA Y MUERTE. Belinda Bauer

La pequeña Ruby Trick se ve inmersa en una serie de violentos asesinatos en su pueblo, mientras intenta estar a la altura de las expectativas y las frustraciones de su padre. Ruby Trick tiene diez años y vive en un pueblo del condado inglés de North Devon llamado Limeburn, un lugar en el bosque, hundido entre la colina y el mar y cercano a otro pueblo, Clovelly. Vive con su madre, Alison, y con su padre, John, que está en el paro. Una serie de crímenes aterroriza la zona. Dos mujeres jóvenes han sido asesinadas. El asesino, antes de matarlas, las ha hecho llamar a sus madres para que estas oigan los gritos desesperados de sus hijas. A cargo del caso de los asesinatos están Calvin Bridge, un policía algo novato, y la inspectora jefe Kirsty King, una mujer seria y profesional. Sin embargo, algunos hombres de Clovelly, y entre ellos John Trick, deciden tomarse la justicia por su cuenta y salir cada noche a las calles a la caza del culpable. Ruby acompaña a su padre en estas guardias.

LA OTRA VIDA DE NED BLACKBIRD. Alexis Ravelo

En La otra vida de Ned Blackbird, Alexis Ravelo juega con los límites de la realidad, poniendo la intriga novelesca al servicio de un doble objetivo: la amenidad y la inquietud. En un homenaje a ritmos y atmósferas expresionistas, La otra vida de Ned Blackbird conjuga lo fantástico, lo metaliterario y lo intimista, en un juego de espejos que indaga en algunos de los temas clásicos de la literatura: la memoria, la creación artística, el amor, el erotismo o el poder de la palabra.

LO QUE NO QUISE DECIR. Sándor Márai

Combinando la confesión íntima con el análisis histórico, Sándor Márai evoca un período crucial para Hungría y sondea una sociedad que se debate entre el deseo de independencia y los sueños de grandeza nacional, y que acabaría al servicio de la Alemania nazi. Este libro, una verdadera denuncia del fascismo y la barbarie, descubre a un humanista comprometido, un hombre consecuente que desea para su país una vía alternativa a la del estado totalitario. Obra de profunda integridad intelectual, Lo que no quise decir es el testimonio excepcional de uno de los grandes escritores europeos de siglo XX.

VESTIDO DE NOVIA. Pierre Lemaitre

Sophie Duguet, la protagonista de esta novela, no entiende qué le sucede: pierde objetos, olvida situaciones y es detenida en un supermercado por pequeños robos que no recuerda haber cometido. Y los cadáveres comienzan a acumularse a su alrededor…

EL GUSANO DE SEDA. Robert Galbraith

La desaparición del novelista Owen Quine no altera demasiado a su esposa, convencida de que su marido se ha marchado a pasar unos días solo, tal como ha hecho en otras ocasiones. Por ello acude al despacho del detective privado Cormoran Strike para encargarle que encuentre a su esposo y lo lleve de vuelta a casa. Sin embargo, a medida que la investigación avanza, Cormoran descubre que tras la ausencia de Quine hay mucho más de lo que su mujer cree.

VILLA VITORIA. Stevenson, D.E.

Cerca de Wandlebury, el pueblo en torno al cual gira la saga de la señorita Buncle y Las cuatro Gracias, hay otro pueblecito, Ashbridge, donde la gente «tiene algo isabelino» y es «sencilla y valiente». En las afueras se alza Villa Vitoria, que un capitán mandó construir «después de luchar en la batalla de Vitoria y contribuir a la expulsión de José Bonaparte de España». Ahora esta romántica casa de campo es famosa por su jardín florido y por la hospitalidad y buen humor de su residente, Caroline Dering, viuda de un hombre a quien solo se recuerda por su antipatía y fatalismo, y madre de tres hijos. Corren los tiempos de la inmediata posguerra: las heridas de la Segunda Guerra Mundial aún no han cicatrizado, el racionamiento limita la vida e impone el ingenio o la resignación, y el pueblo sirve de refugio a seres atormentados por la reciente experiencia, como el señor Shepperton, que se instala en la posada del pueblo con un trágico y misterioso pasado a cuestas

EL ENIGMA DE LA CALLE CALABRIA- Jerónimo Tristante

En el tercer caso de Víctor Ros, el autor combina personajes y situaciones reales con pura ficción para ofrecernos un apasionante retrato de la Barcelona de finales del siglo XIX. Barcelona, 1881, Gerardo Borrás, un acaudalado empresario, toma su coche de caballos para trasladarse a la estación de Sants y viajar a Madrid. Al llegar al fin del trayecto, su cochero se encuentra con que su señor ha desaparecido. A petición de su buen amigo Alfredo Blázquez, ya que el desaparecido es el marido de su prima, Víctor Ros acude a Barcelona a investigar el caso adentrándose en una compleja y peligrosa investigación durante la cual recorreremos con él la populosa Barcelona del siglo XIX; desde los ambientes elegantes del Liceo a los poblados chabolistas de los inmigrantes; Gaudí, Monturiol, los últimos románticos y los primeros modernistas estarán presentes a lo largo de esta novela y acompañarán a nuestro protagonista en la resolución de un gran misterio en una sociedad en plena evolución a las puertas del siglo XX.

EL CASO DE LA VIUDA NEGRA. Jerónimo Tristante

En su segundo caso, el subinspector Víctor Ros recibe el día de Nochebuena la visita inesperada de un humilde sepulturero: alguien ha mutilado el cuerpo del coronel Ansuátegui y le ha robado su anillo.